- patrocinador -
Cavistons
Bien vale la pena manejar por la orilla del Mar de Irlanda hasta llegar a Sandycove, un poblado a 20 minutos del centro de Dublín, donde además de la torre del Museo de James Joyce se encuentra Cavistons, uno de los mejores restaurantes de mariscos en Irlanda.

Hace 50 años la familia comenzó a vender pescado fresco en su pescadería, en la que Peter Caviston regalaba bocadillos de mariscos como cortesía. Fueron tan exitosos que comenzaron a venderse, y la familia se animó a abrir el pequeño restaurante junto a la tienda.  El sabor a hogar se siente y se confirma con el primer bocado. El pescado es espectacular y siempre del día, y las recetas son sencillas, pero llenas de carácter.

Los camarones tibios Piri-Piri en una ligera mantequilla de especias son ideales para empezar junto con una copa de vino, y de plato fuerte hay que pedir alguno de los pescados de la carta del día, como el excelente filete de abadejo (haddock) en salsa de alcaparras y mantequilla de limón (17 euros), o el rape (monkfish) rostizado con una crema espesa de tocino y garbanzo (28 euros).

A excepción de viernes y sábados, el restaurante abre sólo para el almuerzo, y es esencial hacer reservación, pues como todo buen restaurante irlandés, el lugar es pequeño, y el espacio para 28 personas siempre está repleto. La tienda original se ha expandido muchísimo y vende todo tipo de productos gourmet, como pays de mariscos, quesos irlandeses y los favoritos bocadillos de salmón ahumado con salsa tártara.

- patrocinador -

1 Comentario

Comments are closed.