Dubai es un destino turístico excepcional, una ciudad donde el lujo se plasma sin ningún tipo de vergüenza en absolutamente todos y cada uno de sus rincones, edificios, hoteles, establecimientos, etc…

Es una ciudad considerada como coqueta y glamurosa y es que no hay nada en Dubai que no se pueda construir a golpe de talonario. Un ejemplo de ello ha sido toda la ampliación artificial de la costa con el fin de conseguir más espacio utilizable como playa.

Varios de estos proyectos, el Dubai Waterfront, que añadirá más de70 kilómetrosa la línea de costa de Dubai, el archipiélago artificial The World, que suponen un espacio terrestre de casi diez kilómetros cuadrados y las tres islas conocidas como Palm Islands, son algunas de la sobras de ingeniería que más han sorprendido al mundo en las últimas décadas.

En cuanto a sus edificios, después de 2005 se han contabilizado más de 500 proyectos de rascacielos en marcha, bastantes de ellos ya acabados por completo. Entre ellos destaca el Burj Khalifa inaugurado en 2009 y que con sus 828 metros es el edificio más alto del mundo. En proyecto está el que será el segundo más alto del mundo cuando está acabado, el Park Square Tower que ronda los670 metros. Está el Hotel Burj Al Arab, uno de los hoteles más lujosos del mundo, también situado en una isla artificial a unos300 metrosde la costa, cuya silueta de barco de vela lo hace fácilmente reconocible.

Dubai está considerada la ciudad con más crecimiento del mundo a partir del año 2000 y eso siempre es digno de ver. Bastakiya es uno de los barrios tradicionales que sobreviven  y donde se pueden ver las antiguas torres eólicas que servían para dar aire cuando aún no existía la electricidad.

Las Palm Islands, antes mencionadas, son un de las visitas imperdibles en Dubai, se dice que son las islas artificiales más grandes jamás construidas, tanto que pueden ser vistas desde la Luna. La isla de Palm Jumeirah tiene hoteles y residencias provadas, Palm Jebel Ali se dedica a instalaciones de ocio, incluido u parque acuáticfo u la más grande, Palm Deira, está orientada al uso residencial y áreas comerciales.

También se deben visitar las mezquitas, hay varias, entre ellasla Gran Mezquita, todas modernas y por supuesto los Zocos, que son los mercados tradicionales, donde hay de todo, alfombras, bisutería tradicional de todo tipo, marroquinería, especias. Son una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad.