España cuenta con la mayor cantidad de ciudades patrimonio de la humanidad, y en cada paso que se da por ella, se conocen hermosas construcciones y monumentos que representan la variada  y enorme cultura española. Uno de esos monumentos de España, que reviste especial interés para el turismo y también para los amantes de los monumentos y la historia, es el Alcázar de Segovia en la confluencia de los ríos Eresma y Clamores y sobre una colina divisa la hermosa ciudad.

Este monumento que se encuentra dentro del patrimonio histórico de España fue construido entre los siglos XII y XVI. Durante la Edad Media fue una de las  residencias favoritas de los Reyes de Castilla, en especial de Alfonso X. En el siglo XV se le consideraba uno de los castillos más emblemáticos y en 1931 fue declarado monumento histórico artístico. En el año 1953 se creó el patronato del alcázar que administra el museo que se puede visitar en su interior. Su belleza arquitectónica es tal que el Alcázar de Segovia, se ve hermosos a donde quiera que vaya con sus delicados ornametos y la fastuosidad de su construcción.

Dentro del Alcázar de Segovia, se  encuentra un hermoso Museo, que se puede visitar y que tiene muchas variadas exposiciones y eventos a lo largo del año.

Está conformado por las salas denominadas La Armería,  de la chimenea, del Trono, de la Galera, de las Piñas, la cámara regia  y la sala de los reyes, en esta última sala abundan pinturas realizadas a los miembros de la nobleza, y que luego donaron a la colección de la obra para el deleite de los que cada día y año llenan las visitas y todo los que comparten el gusto por la historia y por Segovia  y sus monumentos.

Imagen: wikipedia