.

Si vas de paseo por Nueva York, y sos de los que te gusta deleitarte comiendo un super y exclusivo hot dog, que mejor que hacerlo, en el carrito ubicado en el lugar más exclusivo para vender hot dogs en Estados Unidos.

 Está en las afueras del Museo Metropolitan de Nueva York, donde Pasang Serpa, el dueño del puesto, paga a la ciudad más de 600 mil dólares al año por la exclusividad de su preciado lugar.