-

El centro histórico de Oporto

oporto

La mayoría de las ciudades europeas que podemos llegar a visitar, cuenta con la particularidad de que muchos de sus grandes atractivos se encuentran en la parte más vieja de las mismas, la que a su vez suele ser llamada normalmente “Ciudad Vieja”, o “Ciudad Antigua”. En el caso de la localidad portuguesa de Oporto no nos encontramos con la excepción, por lo que vamos a hablar un poco acerca de qué podemos hallar en un recorrido por el lugar.

Lo primero que se debe tener en cuenta en este sentido, es que buena parte de las principales construcciones de Oporto se fueron levantando alrededor de la desembocadura del río Duero, cuando la ciudad comenzó a funcionar como puerto -y de ahí su nombre-, por lo que muchas de ellas se encuentran directamente atravesadas simbólicamente por el paisaje que las atraviesa.

Entre los sitios que podemos encontrarnos en la zona, entonces, destacan los de todo tipo de arquitectura, construidos en los siglos pasados, en distintos momentos, pero con un estado de conservación realmente increíble. Allí tenemos por ejemplo la Catedral con su coro románico, el Palacio de la Bolsa o la Iglesia de Santa Clara, que representan estilos tan disímiles como el portugués y el neoclásico, pero son igualmente bellos.

Además, es tan hermosa la zona de la vieja Oporto, que en su conjunto ha sido denominada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, como parte de un recorrido aún mayor, el cual es conocido como la “ruta de la antigua Muralla Fernandina”, que contempla también otras realmente increíbles como como la zona ribereña de Vila Nova de Gaia.

Finalmente, otros sitios de sumo interés son el Antiguo Club Inglés, la Capilla dos Alfaiates, la Capilla del Senhor dos Passos, la Fuente de la Rua das Taipas, la Estación de Porto-São Bento Iglesia y la Torre de los Clérigos y el Palacio de São João Novo.

Lo último...

Artículo anteriorSamara en Rusia
Artículo siguienteEl Naadam, festival nacional de Mongolia