Uno de los sitios naturales más bellos que podemos llegar a encontrar en Noruega, indudablemente, es el Ringve Museum, como se le conoce allí para los turistas en idioma inglés, que consta fundamentalmente de un terreno de 13 hectáreas, los cuales rodean a su vez al Museo Nacional del país, y que destacan especialmente por poseer algunas de las colecciones de plantas más interesantes de toda esta región del mundo.

De hecho, este sitio se encuentra rodeando un espacio dedicado a la música y a los instrumentos musicales, con colecciones procedentes de todo el mundo, por lo que amantes de la naturaleza y del arte se encuentran aquí realmente como en casa, luego de realizar el trayecto hasta la clásica granja de Ringve, en la región de Trondheim.

Además, para ser recorrido más fácilmente, el lugar se encuentra dividido en distintas zonas, siendo una de ellas la denominada “casa solariega”, otra la “sala Beethoven”, y también “el Granero”, donde se encuentran muchas de las colecciones más interesantes del lugar, las que a su vez se dividen también en dos partes,

El Jardín Botánico

Pero si hay alguna cuestión por la que se debe visitar necesariamente este sitio, esa está relacionada con el Jardín Botánico Ringve, uno de los más bellos de toda Europa, creado el mismo en el año 1973, y que a su vez se encuentra seccionado en tres partes, siendo cada una de ellas independiente de las otras, por el tipo de colecciones y especies que presenta.

De este modo, destacamos como primera de las zonas, la denominada “jardín del siglo XIX”, que se halla allí mostrando algunas de las más maravillosas especies de la época. “El arboreto” es igualmente bello, con especies árboreas del hemisferio norte; y para finalizar, tenemos la “sección sistemática”, con un hermoso laberinto floral.