- patrocinador -

Uno de los atractivos turísticos más interesantes que tiene Suecia a nivel general, está relacionado directamente con la enorme cantidad de museos que se encuentran en sus muchas ciudades. Ahora bien, entre todos ellos en esta ocasión vamos a hablar fundamentalmente del Museo Skansen, que se encuentra ubicado en la ciudad de Estocolmo, la capital nacional, y más precisamente dentro de la isla de Djurgården.

Este museo, que cuenta entre sus características principales con el hecho de que está al aire libre, de la misma forma que contempló la formación de un parque zoológico, fue fundado a finales del siglo XIX por el científico Artur Hazelius, quien tenía la intención de mostrarle a todo el mundo de qué forma se desarrollaba la vida silvestre en el país.

Ya en el siglo pasado, y dados una importante cantidad de cambios sociales en Suecia, el modo de vida rural que ostentaba el museo fue dando paso a un estilo de vida más capitalista y cercano a los grandes centros urbanos, de modo que muchos elementos históricos, como por ejemplo los que se encuentran en este Museo, se fueron perdiendo, dándole mayor importancia al recinto.

En la actualidad, el museo Skansen ofrece a los turistas la posibilidad de encontrarse con hasta 150 construcciones procedentes de toda Suecia, las cuales fueron llevadas hasta este sitio, luego de ser desmontadas de sus territorios originales, pudiendo contemplarse desde casas de granjeros empobrecidos, hasta mansiones de algunos de los hombres más ricos de la historia local.

Además, en los últimos años se ha trabajado fuertemente sobre una representación muy bien lograda de una pequeña ciudad dentro del Skansen, en la cual podemos observar talleres de artesanos, además de otros sitios, donde se trabajaban elementos como la plata o el cuero, algo muy común entre los campesinos suecos de hace décadas.