- patrocinador -

Irlanda cuenta con una oferta turística de las más variadas de Europa. Destaca tanto por sus sitios naturales como por aquellos en torno a la cultura loca. Sin embargo, en esta ocasión vamos a quedarnos dentro de la primera categoría, para hacer hincapié en el Parque Nacional de Glenveagh, el más grande de los seis parques nacionales del país, y para los especialistas y la estadística, también el más visitado de todos ellos.

Este sitio, que se encuentra ubicado en el centro de las montañas Derryveaghen, en el noroeste del condado de Donegal, con una extensión de 6.475 hectáreas, que se destaca por sus variadas formaciones geográficas, que van desde lagos hasta montañas, y dividida en tres zonas, siendo la más grande de ellas la denominada “Glenveagh Estate”.

De hecho, antes de convertirse este sitio en un Parque Nacional, el mismo era utilizado como un espacio de reserva de caza de distintas especies animales, hasta 1975, aunque llevó bastante tiempo poder adaptarlo a las necesidades de una reserva, y recién en 1986 fue abierto al público que pretendía visitarlo.

Uno de los elementos actuales que producen la mayor cantidad de llegadas de visitantes, está directamente relacionado con los jardines del Parque Nacional, que poseen plantas de todo el mundo, como por ejemplo algunas provenientes de Chile, Portugal, y Sudáfrica, entre otros sitios, muchas de ellas llevadas por John Adair, antiguo dueño de la finca.

Además, otro de los elementos destacados de la finca tiene que ver con que el parque posee el mayor rebaño de venados en Irlanda, sin dejar de mencionar tampoco sus espectaculares águilas reales, y que significan un orgullo gigante para los irlandeses, pues esta especie se había extinguido hace algunos años. En los alrededores del parque, en tanto, puedes encontrar varios sitios de alojamiento que te permitirán disfrutar también de paseos guiados por el interior del lugar.

- patrocinador -