Aunque está claro que Groenlandia no es uno de los destinos turísticos más importantes del mundo, tampoco dejar de ser cierto que se trata de un sitio realmente interesante para poder ser visitado, y entre todas las pequeñas localidades que forman parte de su territorio, se encuentra una de la que queremos hablar especialmente, como lo es la de Nanortalik, que posee tanto tierras continentales como de islas.

Este sitio, que se encuentra a unos 100 kilómetros de la punta meridional de Groenlandia, es uno de los más bellos que se pueden llegar a recorrer en esta dependencia de Dinamarca, considerando la arquitectura local, que le ha permitido convertirse en el centro administrativo del Municipio de Nanortalik, que en su totalidad posee una superficie de más de 15 kilómetros cuadrados.

La tranquilidad es otro de los aspectos muy destacables de este pueblo, ya que el mismo apenas posee una población cercana a las dos mil personas en la actualidad, y si consideramos el municipio entero, esa cifra sólo se duplica, lo que es ideal para aquellos que quieran ir a recorrer un sitio alejado de todo, bello, simple, y con un estilo de vida completamente diferente al de las grandes ciudades.

Otra de las características locales, y que de hecho se encuentra encriptada en el mismo nombre del lugar, es que la presencia de los osos polares en la zona, considerando que Nanortalik significa, justamente, “tierra de los osos polares”, por lo que muchos acuden al lugar con la intención de hacer noche, y luego desplazarse directamente hacia los sitios donde se hallan estos animales, ahora algo desplazados.

Incluso, aunque no existen demasiadas compañías turísticas en la ciudad, es posible alquilar algún automóvil y salir a recorrer algunas de las localidades cercanas más interesantes, como Narsarmijit, Alluitsup Paa, Tasiusaq, Aappilattoq y Ammassivik; en todas las cuales la hospitalidad es realmente moneda completa.