El sector turístico se transforma para superar las turbulencias del mercado

El sector turístico español está metido en un proceso de transformación con la digitalización, sostenibilidad, resiliencia y la personalización como puntos principales. Esto es lo que se puede resaltar de la XVII edición del foro anual sobre Gestión de Riesgos en el Sector Turístico celebrado por WTW.

La jornada ha contado en su apertura institucional con Iago Negueruela, consejero de Modelo Económico, Turismo y Trabajo del Govern Balear, quien ha sido el encargado de abrir la jornada y durante su intervención ha destacado la colaboración público – privada como “uno de los elementos claves en los últimos tiempos para lograr la recuperación económica, laboral y turística que han experimentado las Islas Baleares”. En esta línea, Negueruela ha puesto en valor las cifras económicas de las Islas Baleares, “que han permitido a las empresas del archipiélago disponer de una mayor capacidad para repercutir el aumento de precios al cliente final”.

Tras dos años de celebración virtual a causa de la pandemia, la compañía ha retomado el formato presencial para este encuentro, que ha reunido a más un centenar de representantes de la industria turística y congregado a un nutrido grupo de expertos de gran reconocimiento en un sector clave, que aporta casi el 50% de empleo creado en el último año en España  y espera cerrar 2022 con el 98% de la actividad previa a la pandemia y alcanzar un PIB de 151.000 millones de euros, según datos de Exceltur.

Un objetivo que no es fácil de cumplir. La desbocada inflación, la falta de suministros y el encarecimiento de muchos productos han mermado considerablemente la rentabilidad empresarial durante la temporada alta de este verano.  A eso se suma la disminución de mano de obra en hostelería, que ha condicionado muchos negocios y la calidad de los servicios. Los indicadores y las previsiones económicas parecen conducir a unos meses que aún serán inciertos y llenos de riesgos para la industria turística.

Como explica Juan Carlos Tárraga, responsable de WTW para el sector de Viajes y Turismo, “Desde WTW estamos muy orgullosos de seguir aportando valor al sector turístico a través de estas jornadas, con la perspectiva que aportan mediante la visión, puntos de vista y opiniones de las personas que más saben y que son los ponentes de primerísimo nivel que hoy nos acompañan. Esa es la perspectiva que necesitamos para entender cuáles son las verdaderas claves de este momento histórico de profunda transformación que está viviendo el mundo en general y la industria turística en particular.”

La industria turística es un sector económico altamente internacionalizado por lo que, como expone Felipe Formariz Pombo, subdirector general de Estrategia y Servicios al Sector Turístico de Turespaña, “es vulnerable a un mayor número de eventos de tipo político, económico y social. Pero, al mismo tiempo, esto le permite abrirse a un amplio abanico de posibilidades para reducir los impactos de esos eventos, diversificando mercados, productos y segmentos”. Para Formariz, “los elementos que en los próximos meses podrán afectar al turismo internacional hacia España son la inflación y sus efectos sobre las economías desarrolladas y las cuestiones regulatorias que puedan llegar desde la Unión Europea, como la entrada en vigor del sistema ETIAS y del Sistema de Entrada/Salida, normativa sobre sostenibilidad. Pero creo que el sector, como conjunto, se está preparando para reducir el impacto que puedan tener todas ellas”.

La presencia en la jornada de Mark Hoddinott, Chief Real Estate Officer de Meliá Hotels International, ha servido para aportar una mirada al sector desde una de las cadenas hoteleras más reconocidas del mundo. Para el directivo, “Las dos palabras clave que definen el comportamiento del sector turístico en estos momentos son `resiliencia´ y `transformación´. Gracias a ello ha podido superar la crisis del Covid y está afrontando las actuales turbulencias económicas y geopolíticas. Hablamos de transformación digital, cultural y sostenible, las tres aceleradas por la pandemia. Y también de una auténtica `disrupción´ en la oferta y la demanda turística post-Covid que nos obliga a adaptarnos y hace que, más que nunca, sea fundamental la colaboración público-privada”.

Un contexto global en el que, como expone Encarna Piñero, vicepresidenta ejecutiva y CEO de Grupo Piñero, «El gran reto común al que se enfrenta el sector es el ser capaces de revitalizar la actividad turística después de los dos años que llevamos inmersos en la pandemia. Cierto es que los resultados de esta temporada estival han sido positivos y dejan ver que vamos por el buen camino. Aun así, no podemos bajar la guardia y necesitamos que todos los actores del sector turismo continuemos esforzándonos para llegar a alcanzar este reto. Para ello, en Grupo Piñero, creemos que la única vía de conseguirlo es a través del crecimiento económico, inclusivo y sostenible del turismo y, en consecuencia, ello nos permitirá posicionarlo como motor de desarrollo y generador de riqueza

Hacia un turismo sostenible y personalizado

La XVII edición del foro Gestión de Riesgos en el Sector Turístico ha dado visibilidad a la  profunda transformación que está viviendo el sector turístico, impulsada por palancas clave como la digitalización y el incremento del gasto en turismo sostenible y personalizado, principales motores del cambio.

La percepción de Carmen Planas presidenta de CAEB, vicepresidenta de CEPYME y presidenta de la Comisión de RSE de CEOE sobre la transformación a la que se enfrenta el sector turístico pasa por “cambiar volumen por valor, como ya se había iniciado antes de la crisis; pero también debe venir de la mano de la innovación, la digitalización y la circularidad. Nuestras empresas se están adaptando a los nuevos tiempos, mejorando la calidad de la oferta, compitiendo con destinos que bajan los precios y, sobre todo, respetando y cuidando nuestro medio ambiente a través de las normativas nacionales y europeas en materia de reciclaje, energías renovables y eficiencia energética.”

En este sentido, Planas hace un llamamiento a “buscar soluciones a la masificación turística, encaminarnos hacia un modelo que, por un lado, permita mantener y gestionar mejor nuestra principal fuente de ingresos y, por otro, haga más confortable el día a día de quienes vivimos, trabajamos y también queremos disfrutar de nuestra casa. El futuro pasa también por alargar la temporada al máximo, repartir turistas en espacio y tiempo, haciendo sostenibles nuestros recursos, que son limitados”.

Por su parte, María Frontera, presidenta FEHM y vicepresidenta de CEHAT, ha querido destacar durante la jornada el sector hotelero balear como “un referente mundial, y así es reconocido por sus acciones y por demostrar que sabe gestionar el presente y el futuro, aprovechar las ventajas competitivas y evaluar los riesgos. Tenemos muy buenos profesionales y asesores expertos en muchas materias que contribuyen al progreso y a la evolución de un sistema turístico que cada vez es más sofisticado. Somos conscientes de los retos que tenemos por delante y tenemos la voluntad y la energía para afrontarlos de forma responsable y comprometida y, sin duda, generar alianzas y amplificar la colaboración con los grupos de interés es lo que puede tener un efecto multiplicador en los resultados cuando se comparten los objetivos. Es en esta línea de cooperación eficaz y eficiente en la que queremos trabajar para continuar prosperando”.

La XVII edición del evento sobre Gestión de Riesgos en el Sector Turístico celebrado por WTW ha vuelto, un año más, a constituirse como un foro de debate de primer nivel para analizar el presente y futuro de una industria clave para nuestro país y que, además de enfrentarse a riesgos ya identificados como las pandemias globales, los ataques cibernéticos o los fenómenos naturales asociados al cambio que amenazan las actividades turísticas de forma recurrente, ha de sortear hoy un mercado altamente volátil e inflacionista que condiciona de manera importante la capacidad económica de los ciudadanos.

Ir arriba