Grandvalira: una estación cuya oferta va mucho más allá del esquí

Coronada como la más grande de los Pirineos, la estación andorrana de Grandvalira es mucho más que una escenografía del esquí. Junto con sus 210km esquiables y sus 128 pistas, encontramos un lugar ideal para todo tipo de públicos. Y, por si fuera poco, con interesantes ofertas de hotel y forfait para días señalados que van desde Fin de Año hasta los Reyes Magos.

En invierno, escoge vivir la nieve como nunca

Con el frío ya instalado y los días mucho más cortos, los deportes de invierno aparecen en nuestra agenda de actividades como una opción más que acertada. Si bien algunos de ellos pueden parecer más o menos peligrosos para hacer en familia, algunas de sus disciplinas, como lo es la diversión auténtica en esquí, pueden adaptarse muy fácilmente a todos los públicos. Por supuesto, siempre y cuando nos centremos en las vías seguras según nuestra habilidad y nivel, además de escoger el lugar perfecto para ello. Una escenografía que no sólo nos permita comodidad y acceso, sino que sea también una ventana única a la intensa belleza invernal.

Entre las muchas opciones que existen tanto en nuestra geografía como próxima a ella, esquiar en Grandvalira surge en nuestra lista como una elección muy recomendable. Consolidada como la estación de esquí más grande del Pirineo, con 128 pistas a lo largo de 210km esquiables, este espacio ubicado en la idílica Andorra resulta ideal para dar con todo tipo de interesantes ofertas. Entre las que ofrecen empresas como Estiber, una agencia de viajes especializada en esquí con 34 años de experiencia y más de un millón de clientes,pudiendo hasta disfrutar de distintos eventos señalados como sucederá este enero en el Día de los Reyes Magos o en febrero para Carnaval.

¿Por qué elegir Grandvalira como enclave de esquí?

Si ostentar el título de la estación de esquí más grande de los Pirineos no resulta un factor lo suficientemente atractivo, Grandvalira ofrece mucho más que sólo aventura. Por una parte, es imposible referenciar esta estación de esquí sin hacer hincapié en su ubicación. Situada en territorio pirenaico y abarcando una zona que se extiende desde el centro de Andorra hasta la frontera con Francia, esta estación constituida en 2003 tras la fusión de otras dos goza de ciertas características que la hacen única. Como, por ejemplo, la presencia des del 2008 del primer hotel de hielo del sur de Europa, de 600m2, a 2.300 metros de altura y con una temperatura de entre 1 y 3 grados.

Además, y enfatizando la posibilidad de adaptarse a todos los públicos, la estación de Grandvalira dispone también de más de 100 hectáreas de pistas de esquí de corte familiar. Bautizada como Mon(t) Magic Family Park y situándose en la parroquia del Canillo, esta zona dispone de tres zonas de esquí y de la pista temática infantil más larga del sur de Europa. Una opción fantástica para los más pequeños, o incluso para los menos experimentados en el esquí, para combinar con las pistas de dificultad media o alta de Grandvalira. Con todo, disponiendo además de zonas de aventura, deporte y ocio, donde encontrar también la tirolina más grande de Andorra. Pero aún hay más.

Ampliando las posibilidades, además del esquí, Grandvalira también nos da acceso a otras actividades como el mushing —trineos tirados por perros a lo largo de paisajes de infarto—, motos de nieve, construcción de iglús o incluso un espectáculo con fuegos artificiales para este Fin de Año. A fin de conseguir una experiencia muchísimo más inmersiva, y como señal de modernidad e innovación en el mundo del esquí, Grandvalira dispone también de una app propia donde visualizar las pistas de esquí mediante realidad aumentada, compartir vídeos en 3D de los tracks e incluso participar en distintos retos premiados nada más y nada menos que con forfaits.

En busca de una experiencia única

Sumando al paquete de aventuras, el territorio andorrano es ideal para acudir a buenos restaurantes e increíbles balnearios —en definitiva, aprovechar para hacer turismo aderezando la adrenalina del deporte con las endorfinas del relax—, sólo queda dar con las ofertas de esquí idóneas para cumplir con nuestros objetivos. Entre otras, la mencionada agencia Estiber ofrece grandes ofertas de estancia en hoteles más telecabina a precios verdaderamente interesantes. En todo caso, siempre señalando para placer de los afortunados la proximidad con Caldea del hotel escogido. Una buena brújula para tener a la vista el reputado spa principal de Andorra.

Además, Estiber también aporta información de interés sobre Grandvalira. Destacando la mejor temporada se comprende entre diciembre y febrero —aunque la temporada baja sea más económica—, dadas las condiciones óptimas de la nieve en dichas fechas, o información sobre los circuitos infantiles más recomendados. Este último punto, recordando que, además del ya mencionado Mon(t) Magic, existen también los circuitos Kids Forest —con personajes interactivos para aprender esquí—, Bababoom Circus —pivotando alrededor de la magia y añadiendo pruebas a la experiencia— o, basándose en un ave oriunda de Andorra —el urogallo—, el circuito Yokai. En suma, la mayor estación de esquí de los Pirineos es más que espacio y paisaje. Se trata, sin lugar a dudas, de una estación profundamente completa, adaptable a todo tipo de públicos, sea cual sea su edad y habilidad en la nieve. A su vez, y tratándose de Andorra, diversificando la apuesta con actividades complementarias a realizar tanto en la ciudad como en los pueblos y zonas naturales colindantes. Con Estiber, bajo la opción de rastrar las ofertas más interesantes para fechas señaladas, desde Navidad hasta Semana Santa, para que en todo momento exista la posibilidad de acudir a la nieve y honrarla por todo lo alto con nuestro máximo disfrute.

Ir arriba