Uno de los hoteles boutique más pintorescos es el Porto Bay Serra Golf de Maderira, un lugar que cuenta con un ambiente muy acogedor, en donde sirven el té más sabroso de toda la zona, acompañado con unas ricas pastas. El establecimiento únicamente cuenta con 21 habitaciones, la suite principal se creó para rendirle honor a Severiano Ballesteros, quien la inauguró.

En sus comienzos el lugar sólo contaba con un campo de golf de nueve agujeros, esto sucedía por el año 1937 en la zona interior de la isla portuguesa de Madeira. En el año 1920 se edificó una casa ideal para picar algo o disfrutar de un descanso.

Disfruta de un té en Portugal

En la década del 60 se convirtió en un club de golf y años más tarde en un hotel boutique con en cuidado. El establecimiento tiene un encanto especial, parece ser sacado de un cuento de hadas. Está considerado como Edificio Patrimonio Histórico de la Región.

El estilo del edificio es Art Nouveau, los ambientes son íntimos, con una decoración exquisita, piscina cubierta, sauna, sala de masaje, bicicletas, juego de mesas.

De las 21 habitaciones 18 son estándar, dos superiores y una suite con dos dormitorios con acceso directo a los jardines.

A la tarde no puedes perderte del té, que se sirve de tres a seis de la tarde, acompañado de todo tipo de tartas y mermeladas caseras. Puedes disfrutarlo al lado de la chimenea. Esta misma ceremonia puede realizarse durante el desayuno.

Foto | Flickr