Los restos de la Antigua Roma son muy visitados, cuentan con una arquitectura admirable, una forma de conocer mejor una civilización tan importante dentro de la historia mundial.

Si visitas Roma no debes dejar de conocer las historias ocultas de los monumentos de la Ciudad Eterna, con antigüedades gloriosas y catedrales que pertenecen al Renacimiento.

El Coliseo es uno de los monumentos más espectaculares, afortunadamente su aspecto no ha cambiado mucho en los últimos dos milenios, aunque la mitad está en ruinas. Cada domingo los residentes de la zona realizan una peregrinación donde cantan, comen, beben y juegan, pero ya estos juegos dejaron de ser mortales.

coliseo

El Coliseo es un estadio circular muy emblemático para Roma, en su momento fue sede de los juegos más despiadados de los romanos, en esa época los prisioneros y los gladiadores luchaban entre sí (en ocasiones también con animales salvajes) para el entretenimiento de un sanguinario público.

En su comienzo el Coliseo era conocido como Anfiteatro Flavio, el lugar se construyó por ocho años en el siglo I. contaba con un anillo de arcos de ladrillos. Para la edificación se usaron las mismas técnicas que los romanos utilizaban para los acueductos. El lugar estaba vestido de mármol.

En la época de mayor popularidad en los juegos se podían llegar a ver 5 mil leones, tigres y elefantes que eran capturados en África y Asia.

Otro sitio que debes visitar en Roma es la Basílica de San Pedro. Esta es una de las iglesias más bonitas de todo el mundo. En su construcción participaron varios arquitectos, Donato Bramante fue uno de los pioneros en la arquitectura renacentista, quien comenzó con el proyecto en el año 1503 y Rafael lo continuo hasta que Miguel Ángel se hiciera cargo en 1547 sumando toda su creación en la espectacular cúpula.

En el interior de la Basílica de San Pedro podemos ver estatuas de los papas, santos, querubines mutando para todos los rincones. Una de las estatuas más bonitas es la de la Virgen María sosteniendo el cuerpo crucificado de su hijo. La misma fue realizada por Miguel Ángel cuando solo tenia 25 años de edad, hoy está considerada como una de las mejores esculturas del mundo.

Foto | Flickr