El atractivo natural de Islandia es innegable. Si sumamos el arte de la pesca de la trucha y el salmón que se da en estas tierras a su increíble belleza, descubrimos en Islandia un lugar perfecto para los amantes de este deporte.

Islandia abre en este mes y hasta septiembre la temporada de pesca, y es que la principal temporada de la trucha comienza este mes, y durará hasta septiembre, incluso octubre. En esta época podremos disfrutar de un montón de lugares donde practicar la pesca; gran cantidad de lagos y ríos del país permiten esta práctica.

La época de invierno se caracteriza por la práctica de este deporte en los agujeros que se crean en el hielo, una práctica muy esquimal y muy divertida.

La pesca en Islandia

El sur de la Isla cuenta con numerosos ríos y lagos donde es posible pescar dos tipos de trucha, la ártica y la común. Las condiciones son geniales para los amantes de la pesca, podrán solicitar el permiso el mismo día de su llegada y las poblaciones cercanas a los ríos estarán a su entera disposición con precios muy asequibles.

La pesca del salmón empieza algo más tarde, para junio más o menos y también dura hasta septiembre, por lo que es más cortita, pero se disfrutará de su último descenso para regresar al agua salada y a las duras condiciones que les ofrece el mar. Y es que este hecho hace que la caza del salmón sea una de las actividades más populares del país. Como os decía, el permiso para la pesca de la trucha se puede adquirir con mucha facilidad, pero el de la pesca del salmón hay que solicitarlo con mucha antelación por ser uno de los más solicitados.

Otra de las actividades que se ha puesto de moda en Islandia es la pesca en alta mar, dando lugar incluso a torneos. ¿Nos vamos a pescar a Islandia? La compañía Icelandair ofrece rutas semanales de vuelos directos desde España. Para más información puedes visitar su web en este enlace.