Sudán cuenta con muchos sitios turísticos, pero la mayoría de ellos se encuentra dispuesto allí de forma natural, por lo que estamos en presencia de uno de esos sitios que conviene recorrer, ya que ello nos permitirá adentrarnos en las culturas de antaño que algunas vez ocuparon estos territorios, como en este caso la increíble región sagrada de Gebel Barkal.

De hecho, estamos en presencia de un sitio que fuera la sede del histórico reino Napata, y el cual se encuentra sobre el pie de una montaña de las más importantes a nivel local, cerca de la ciudad de Karima, donde la mayoría de sus visitantes hacen noche antes de seguir camino luego de haber conocido este sitio.

La historia

En cuanto a los orígenes de este sitio, en tanto, debemos decir que el mismo comenzó a formarse mediante su ocupación por parte del ejército de Tutmosis III, que llegó a la zona del Ŷebel Barkal, nombre con el que se conoce a nivel local el lugar, donde fundaron Napata como un establecimiento en el cual dejar sus cosas antes de cada movimiento. Cercana al río Nilo, sin embargo, por entonces la región pertenecía a Egipto.

Allí, los nuevos pobladores levantaron trece templos y tres palacios, además de varias otras construcciones, algunas de las cuales siguen estando bien conservadas hoy en día, como por ejemplo muchas pirámides, y sitios de culto que fueron levantados en honor al dios Amón.

Valor

En la actualidad, se trata de uno de los espacios antiguos más importantes de Sudán, motivo por el cual la UNESCO ha destacado al mismo como Patrimonio de la Humanidad en el año 2003, además de a las ciudades de Napata y Meroe, que se encuentran cerca, y en cuyos caminos a este espacio, se ha dado con restos arqueológicos de miles de años.