En la costa del norte de Oahu, el lado salvaje de Hawai, las olas espumosas de invierno entran como atrabancados monstruos de cabellera blanca con caras largas de 12 metros de altura.En cochela costa del norte está a una hora desde Waikiki. Conoce Oahu haciendo un recorrido de cuatro horas en el camión The Bus. Listos para desafiarlas, están los dioses bronceados que llegan en bicicletas cargando sus tablas de surf. Al final del camino que va de Kahuku hasta Haleiwa, la costa está rodeada de playa, con pequeñas cuevas inhabitada justo a la salida de la carretera de doble sentido de Kamehameha.

Haleiwa es el área principal de la costa del norte, donde hay un centro de surf, con tiendas de nombres playeros como Planes Surf y Shark’s Cove. También puedes encontrar otro tipo de artículos como vestidos de gasa hechos a mano que abundan en las boutiques Oogenesis y Silver Moon Emporium. No olvides hacer una parada en el North Shore Surf and Cultural Museum, la entrada es gratuita.

Y, para comer, te recomendamos los tacos de pescado en Cholos, los favoritos de los surfistas. Otro lugar recomendable es el camión de camarones de Giovanni, a un costado de la carretera de Kahuku, donde no puedes perderte los scampi rellenos de ajo. Un favorito más es Haleiwa Joe’s, todo el menú es rico, tanto carnes como mariscos, aunque lo mejor es la vista al pequeño embarcadero. El postre siempre involucra una agradable caminata hasta Matsumoto’s Shave Ice.

En verano, cuando el océano yace más tranquilo y dócil, los isleños bajan a Haleiwa para hacer las compras, visitar galerías de arte y caminar en sus playas. En esa época abundan balsas de goma balanceándose sobre la bahía de Waimea mientras los niños exploran los riachuelos de Ehukai Beach Park. Si te gusta la convivencia con el reino animal, en Lanikai Beach podrás nadar con tortugas gigantes, pero recuerda que debido a que están bajo “protección”, ellas tienen derecho al paso y no puedes tocarlas.

Por información: www.TheBus.org, North Shore Surf and Cultural Museum.