Seguiremos hablando de los diez edificios más importantes de la ciudad turca de Estambul.

Pequeña Santa Sofía

Otro edificio importante es la pequeña Santa Sofía, si uno ve la parte exterior sentirá que se parece a la mezquita pero su interior es totalmente diferente. En sus orígenes se encontraba decorada con bonitos mosaicos dorados que se fueron perdiendo con el paso de los años, aún se pueden ver las fuertes columnas creadas de mármol verde y rojo. En el siglo XV la iglesia también fue convertida en mezquita en el siglo XV.

Estambul

Sin lugar a dudas la cúpula es una obra maestra de la arquitectura bizantina, se puede acceder a ella mediante la galería superior. El jardín tiene una decoración muy bonita y cuidada, en este lugar hay varios talleres de artesanos y un pequeño café a la oriental.

Frente a la iglesia se puede conocer una particular tienda de caligrafía y un taller de encuadernación de cuero, de esos antiguos que tenían detalles en dorados. En la tienda realizan excelentes trabajos con papel veteado y motivos florales. Los artistas realizan demostraciones de los trabajos realizados.

Mezquita Azul

La mezquita azul o Mezquita del Sultán Ahmet Camii es una de las más bonitas de Estambul. Según cuenta la historia el sultán Ahmet (1603 – 1617) era un tipo muy envidioso que quería tener un monumento más grande que Santa Sofía, por esa razón mandó a construir esta mezquita.

El nombre de mezquita azul se debe a los miles de azulejos de ese color que se ven al entrar a la sala de oración. La luz entra por sus gigantescos ventanales y se refleja en la superficie dando un aspecto casi fantasmagórico.

Quienes visiten el lugar también deberán tomarse su tiempo para recorrer los edificios periféricos, en especial el Arasta Bazar y las tiendas de recuerdos y de alfombras de la zona.

Mezquita de Soliman

La mezquita de Soliman llama la atención por coronar una de las siete colinas. Su construcción fue encargada por el más poderoso de los sultanes otomanos, Solimán el Magnífico (1520 – 1566). Su interior impresiona por su tamaño, a pesar de que la decoración es más simple que las otras mezquitas, solo se pueden ver algunos azulejos de Iznik y cuatro grandes columnas.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorMuseos en Puebla, México
Artículo siguienteLa Playa El Tunco, El Salvador
Uno de los placeres más grandes que una persona puede tener es viajar por el mundo conociendo lugares y culturas nuevas, en este blog compartiré contigo todo lo que necesitas para hacer tus sueños de viaje realidad. Mi nombre es Leticia y espero que mis artículos sean de tu agrado.