Madrid no descansa. Llega agosto, el mes de vacaciones para casi todos, y Madrid sigue llena de cosas que hacer. Eso sí, casi vacía, con menos tráfico, con menos atascos. Un momento ideal para conocer la capital desde otro punto de vista.

Un paseo por el Madrid de los Austrias, con unas tapas en la Plaza Mayor y alrededores, recorrer la calle Toledo, la Plaza de la Villa, la calle del Arenal, la Puerta del Sol…

Son los lugares más típicos y castizos de Madrid, perfectos para recorrer y de vez en cuando pararse, como digo a tomar una tapa y una caña.

Pero además, merece la pena recorrer la Castellana y disfrutar de la parte más moderna de Madrid, disfrutando de la arquitectura de las Cuatro Torres, las Torres KIO en Plaza Castilla, la Torre Picasso…

Y por supuesto, una visita a las fuentes de Cibeles y Neptuno, dos clásicos de la ciudad. Además, es un momento genial para ir de tiendas, menos llenas y con menos agobios que de costumbre.

Y si lo que te gusta es la cultura, los Museos de Prado, Reina Sofía, Thyssen-Bornemisza te están esperando.

Para los más pequeños: una visita al Parque Warner o al Aquopolis, seguro que les encanta.

Foto de Zaqarbal

Vía| 20minutos

Compartir
Artículo anteriorParís: visitas para toda la familia
Artículo siguienteLugares imprescindibles de El Salvador
Persona humana amante de las letras y del arte con mayúsculas. Siempre sentí curiosidad por la gente y sus extraordinarias rarezas. Algún día volveremos a comunicarnos en las cabinas de teléfono y a poner sellos en los sobres. Mientras tanto... Publicidad, Marketing, 2.0, Blogger, creatividad, actualidad, tendencia, moda, DIY, redes sociales, lovemarks, engagement, fotografía, literatura.

1 Comentario

  1. Hola! Definitivamente Madrid es una de las ciudades más vivas del mundo, sean vacaciones o no.

Comments are closed.