Roma es una de las ciudades más admiradas y visitadas del mundo, su importancia histórica, su confort de ciudad moderna y su legado monumental son parte además de su gastronomía, del disfrute que se encuentra al vacacionar en ella. Dentro de sus características Roma se destacada por el enorme e importante legado monumental, que abarca los siglos de su dilatada historia.

Uno de los hermosos monumentos de Roma es la llamada  villa de Livia o villa de Primaporta, éste es más bien un sitio arqueológico en la zona de Prima Porta, que es una zona de la periferia del norte de Roma,  y que corresponde a la antigua villa romana de Livia Drusilla, la que fuera  esposa del emperador Augusto.

La villa de Livia está rodeada por la leyenda, como suele suceder con algunos enigmáticos monumentos, se cuenta que  que  un águila había hecho caer, en el vientre de Livia, una gallina blanca con una ramita de laurel en el pico, por eso se le conocia al lugar ad gallinas albas, y se dice que allí florecía por ello una siembra de laurel que los emperadores romanos recogian cuando iban a batalla para salir triunfadores.

villa livia en roma

Villa Livia en Roma, fue convertida en sitio arqueológico en el siglo XIX, aunque su descubrimiento data de mucho antes, y a lo largo de la excavación se fueron encontrando hermosas obras de arte como una crátera de mármol tallada con bajo relieve y una estatua de mármol del Augusto de Prima Porta, que ahora pueden admirarse en  los Museos Vaticanos.

La villa fue construida y modificada en cuatro etapas, se cree que  la primera de época republicana, mientras que  la última de la época de Constantino el Grande. En el siglo XIX,  la villa pertenecía al convento de Santa Maria in Via Lata. Hoy forma parte del recorrido turístico monumental de la ciudad de Roma.

Imagen: Wikipedia