-

Nuevo México, un paraíso de manantiales termales

Esplendorosos valles, majestuosas montañas, y aguas termales con poderes curativos y tal vez hasta milagrosos .En Nuevo México hoy existe una gran red de balnearios por todo el estado norteamericano, algunos han sido incorporados a lujosos y elegantes hoteles y spas, mientras que otros se encuentran aislados entre magníficos peñascos en densos bosques verdes.En la zona del norte del estado esta un balneario llamado apropiadamente “Ojo Caliente. Es uno de los balnearios naturales más antiguos del continente y además tiene el distinto privilegio de ser el único lugar del mundo en el cual cuatro diferentes tipos de agua geotérmica se unen en un manantial que muchos juran tiene características inexplicablemente benéficas para la salud. En este escondido edén, expertos en el arte de relajamiento le enseñarán técnicas de yoga y meditación y si no consigue despejar la mente, los masajistas lo mimarán con tratamientos corporales y hierbas curativas que lo harán olvidarse de cualquier preocupación.

nuevo mexico

Lo último...

La nueva forma de viajar de los españoles: escapadas con actividades privadas

Este año, los españoles han tenido que cambiar su forma de organizar sus viajes, apostando por destinos cerca de casa con el objetivo de...

6 destinos pensados para relajarse y desconectar

La alarma sanitaria provocada por la Covid-19 ha afectado al modo de viajar de las personas. Un alto porcentaje ha dejado de hacerlo por...

5 destinos románticos españoles para una escapada en otoño

Otoños es, para muchas personas, la mejor época del año para viajar. Es cuando la temperatura se vuelve más suave, lo que te permite...

Los españoles apuestas por el turismo nacional

La crisis causada por el Covid ha afectado a muchos sectores, siendo el turismo uno de los más afectados. Este verano, la gente ha...

Los mejores lagos que nos podemos encontrar en cada Comunidad Autónoma

España es conocida por sus playas, pero nuestro país esconde muchos otros paisajes de gran belleza y que siempre quedan escondidos en un segundo...