horta

Un brillante hallazgo se ha producido recientemente en Israel que sigue ofreciendo magníficos tesoros arqueológicos de más de 2.000 años de edad. El espectacular descubrimiento al que nos referimos es una parte de una muralla de la ciudad de Jerusalén encontrada después de excavar nuevamente sobre antiguas investigaciones realizadas en el siglo XIX.

Los preciados y muy bien conservados restos corresponden a dos fortificaciones separadas entre sí por unos pocos metros de la cuales una data del período conocido como Segundo Templo que va desde el año 200 a.C hasta el año 70 d.C. y la segunda construcción pertenece al período bizantino, entre el siglo IV al VII.

Las tareas de investigaciones y excavaciones que se están llevando a cabo en el Monte Sión, donde se ha encontrado el fantástico muro, están enmarcadas en un gran proyecto que revelará cientos de metros de fortificaciones que luego serán restauradas y convertidas en un recorrido arqueológico turístico.

Se estima que el tiempo de finalización de las obras para que esté abierta al turismo llevará aproximadamente 5 años.

Vía│ADN Mundo