ata1.jpg

50 vuelos diarios que ya no se efectuarán y 2,200 personas que pierden su empleo, son algunas de las consecuencias de la decisión de acogerse a la Ley de Quiebras por parte de la Aerolínea ATA (American Trans Air) que opera en E.E.U.U.

Así lo informaron hoy directivos de la empresa que disculpándose por las “molestias ocasionadas”, sugirieron a los pasajeros que ya tenían vuelos confirmados que buscasen otras opciones para llegar a sus respectivos destinos, pues la declaración formal de quiebra les impedía continuar prestando los servicios.

Si bien la decisión no sorprende, pues es la segunda vez que ATA declara su bancarrota (antes lo hizo en 2006), desde entonces la aerolínea había logrado equilibrar sus finanzas mediante la concreción de un convenio con el ejército americano que le proveía de charters confirmados, convirtiendo así a la empresa en proveedora del estado y por ende con una suma determinada de ingresos asegurados.

La cancelación de este convenio, sumado a la crisis económica que atraviesa el país y el precio del crudo que alcanzó niveles records, parecen haber resentido irreversiblemente la sustentabilidad de la compañía. Hawaii, Oakland, Los Angeles, Phoenix y las Vegas son los principales destinos que operaba la firma.

ata-airlines.jpg

La decisión de ATA no sorprende a los funcionarios que han visto hace quince días caer los servicios de Aloha Airlines y de otras empresas que han optado por la fusión para hacer frente a los duros momentos económicos que se viven en el gran país del norte.

A pesar de las disculpas formales publicadas en la web de ATA y las explicaciones que sus directivos salieron a pronunciar, el descontento de los pasajeros – no es para menos – es generalizado.

Vía ADNMundo