Al igual que otras ciudades del mundo, Madrid hace tiempo que cuenta con su Partybus, el sistema ideal de pasar una noche entera de juerga, moviéndose por la ciudad, sin tener que conducir. Este vehículo está adaptado como una pequeña discoteca-bar, atendido por gentiles azafatas, y funciona a partir de las 12 de la noche hasta las 6 de la mañana. Al abordarlo, el pasajero es obsequiado con una copa y puede bailar si tiene o encuentra con quien hacerlo.

Y ahí comienza la fiesta, la cual continuará a lo largo de las discotecas más famosas de Madrid. El Partybus (donde es indispensable reservar al teléfono 902-363633) tiene un itinerario continuo de ida a las discotecas y vuelta al punto de partida, según el número de locales que se quieran visitar y la hora en la que se desea ir a dormir.