- patrocinador -

Hay un estilo de viajero que se sale un poco de lo establecido, el viajero-festivalero. Si te consideras uno de este tipo y aún no tienes mucha experiencia, te aconsejamos sobre qué debes llevarte a un festival de música.

Hay un montón de festivales de éxito repartidos por España. Arenal Sound, Sonar Festival, Low Cost Festival, Viñarock… Todos estos festivales y muchos más son visitados por miles de personas anualmente. Personas, muchas de ellas, que se dedican a viajar de acá para allá de festival en festival. Es lo que nosotros conocemos como viajeros-festivaleros. Aquellos que se recorren toda la geografía española en busca del festival perfecto, siguiendo a los grupos que más les gustan. Este tipo de viajeros no miden el tiempo en días, meses o años, sino en festivales visitados, y dentro del festival, en los grupos que han visto.

Son fácilmente reconocibles por sus múltiples pulseras de colores que llevan como recuerdo de los festivales de música que han visitado. Si los sigues en las redes sociales, también verás que las utilizan exclusivamente para compartir el cartel del festival al que van a acudir próximamente y por invitarte al evento de turno. Son gente que se han visto al grupo que más les gusta por lo menos ocho veces y saben si han repetido set-list de un concierto a otro. Esta gente también cuenta con unas cuerdas vocales de acero capaces de resistir horas y horas cantando a grito pelado bajo la lluvia de una cerveza helada. Pero sobre todo son gente que sabe resistir cualquier contratiempo, porque, si has visitado algún festival ya sabrás que siempre hay algún tipo de problemas.

De eso os queremos hablar hoy. Si quieres convertirte en un viajero que sigue el son de la música en vez de el de un hermoso páramo, debes saber que has de estar preparado para lo peor. Marabuntas de gente, calor agobiante, lluvia cuando menos te lo esperas, horas de insomnio, poco espacio para poner la tienda de campaña, rozaduras en los pies, poca higiene… En esta entrada te aconsejamos sobre qué llevar a un festival de música para que no mueras en el intento. Palabra.

Qué llevarse a un festival de música - Público de festival
Fuente: Eva Rinaldi

Entradas

Os lo recalco por si se os ha olvidado. Si habéis comprado la entrada de manera anticipada, por favor, que sea lo primero que metes en la mochila. Pensaréis, menuda obviedad, ¿no? Ya os digo que he visto a muchos amigos míos que, a la hora de presentar la entrada para entrar al festival, han empezado a rebuscarse en los bolsillos con cara de drama para llegar a la conclusión de que se las han dejado en casa. Ahí solo tienes dos opciones, o volver a pagar la entrada o volver a por ella, y créeme que ninguna de las dos opciones es económica.

Tienda de campaña

Otra obviedad, ¿verdad? Pero no está demás que os lo recordemos. Procurad que sea una tienda de campaña moderna, que son más fáciles de montar y desmontar. Si vuestra tienda de campaña cuenta con un pequeño porche mejor que mejor, ya que con el calor que suele hacer en los festivales y las largas caminatas a más de uno les suelen oler los pies. En el porche podéis dejar el calzado (zapatillas + calcetines) sin miedo a intoxicaros.

Saco de dormir y esterilla

El saco de dormir es fundamental en los festivales. Si hace calor, tened uno preparado que sea más finito, sin embargo, si ya empieza a refrescar, hay sacos de dormir un poco más gorditos que te salvarán del frío. También es muy importante llevarse una esterilla ya que, con el poco hueco que seguramente tendrás para acampar, lo hagas sin darte cuenta en un terreno que tiene alguna que otra piedra. Si no queréis amanecer al día siguiente con una luxación de espalda, lo mejor es que coloquéis una esterilla debajo del saco de dormir.

Martillo

Uno de los bienes más preciados. ¿Para qué se necesita un martillo en un festival de música? Pues para clavar las piquetas de la tienda de campaña. Esto, que puede parecer una tontería, verás que es una cosa bastante necesaria cuando muchos de tus vecinos te pregunten por la dichosa herramienta. Nadie se acuerda nunca del martillo y luego pasa lo que pasa, que ves tiendas volando cual OVNI.

Qué llevarse a un festival de música - Público echándose un selfie
Fuente: Eva Rinaldi

Garrafa de agua, gel, desodorante y bañador

En los festivales, uno tienda a sudar. El calor, la gente, horas y horas de baile… hacen que el cuerpo se refresque expulsando sudor. Y, claro, el sudor huele y a nadie nos gusta que nos señalen por malolientes. Una opción para lavarte es utilizar las duchas del propio festival (si tiene y si están libres), la otra es un poco más aparatosa pero también muy válida. El truco está en llevarte una garrafa de 8 litros de agua y ducharte con ella. ¿Cómo? Muy sencillo. Ponte un bañador o un bikini para tapar tus partes pudendas (esto es opcional) y nada más. Ahora necesitarás a alguien que te vaya echando el contenido de la garrafa por encima para un primer aclarado. Cuando estés totalmente mojado, frótate con el gel y termina de aclararte con otra ducha de agua de garrafa. Ahora solo queda secarte al sol, como los lagartos, y echarte el desodorante.

Crema solar

El sol suele apretar fuerte en los festivales. Tanto si somos más blancos que un lavabo, como si no, te vendrá muy bien algo de protección solar para salvaguardar tu piel y que no lleguemos a casa como cangrejos. Procura ducharte antes en las duchas del festival de música (si puedes) o bien mediante el consejo que te hemos dado anteriormente, antes de aplicártela.

Tapones para dormir

Hay gente que después del festival aún le quedan ganas de seguir haciendo el cafre. Estos personajes se dedican a poner música siempre al lado de tu tienda y a berrear barbaridades que son escuchadas por todos los presentes al festival. Si tu idea es dormir en las noches del festival, haz uso de unos tapones para dormir. Por lo menos, que mientras no haya sol puedas echar una cabezadita.

Batería extra

¿Tus padres se preocupan y necesitan que des señales de vida de vez en cuando? ¿Eres un adicto a las redes sociales y necesitas compartir todo lo que estás viviendo? ¿Eres el típico que se dedica a grabar en los conciertos en vez de pasártelo bien? Lo tenemos todo pensado para ti. Los smartphones actuales poseen baterías que se agotan pasadas las 24 horas y es todo un fastidio.

Tienes tres opciones para que tu móvil sobreviva todo el festival. La primera es llevarte un móvil antiguo de los que le duraba la batería semanas, pero no podrás gozar de los beneficios del 3G. La segunda es cargarlo en los establecimientos destinados para ello en el festival, pero te advertimos que no son nada baratos. Y la tercera y más económica, es hacerte con una batería extra para tu móvil. Así cuando se te quede descargada podrás sustituirla por esta nueva. En Internet puedes comprarlas a un precio muy asequible.

Qué llevarse a un festival de música - Gente de camping
Fuente: DM

Comida para el primer día

Llevarse algo para comer el primer día es una idea muy inteligente. Así nos ahorraremos algo de dinero y podremos compartirla entre nuestros compañeros. Bocadillos, latas de conserva, tortilla de patatas, ensalada de pasta… todo es bien recibido para inaugurar un festival de música entre amigos. Ojo, no lo dejes para el segundo día, estará incomible.

Gafas de sol

¿Te hemos dicho ya que el sol hace acto de presencia en los festivales? Si no quieres que se te desprendan las retinas cuando amanezca, lo mejor es llevarse unas gafas de sol. Además, con unas gafas de sol nadie podrá saber nunca qué cara llevas o adonde estás mirando.

Algo de abrigo

Los festivales de música suelen ser como vivir en el Sáhara. Por el día hace mucho calor, pero por la noche hace un frío de mil demonios. Por eso no está de más llevarse una sudadera o un pequeño abrigo que nos solucione las noches festivaleras. Recuerda cogerlo siempre cuando vayas a cenar aunque no haga frío. Nunca se sabe lo que puede ocurrir.

Chubasquero

Un clásico. Todo el día con un sol de justicia y, justo cuando vas a ver a tu grupo favorito, empieza a llover. Hay que estar prevenido ante estos incovenientes con un chubasquero ligero que podamos transportar en el bolso perfectamente.

Calzado extra

Y por último un consejo personal. Llevaos otro tipo de calzado aparte del que oficialmente os vayáis a poner, por múltiples razones. La primera porque nunca se sabe si se os van a romper durante un concierto. ¿Os imagináis que os pasa durante el primer día y tenéis que ir descalzos los días siguientes? Y la segunda razón y no por ello menos importante, por los pies. Os aconsejo que este segundo calzado sea más fresco que el otro que tengáis. Es decir, unas chanclas, unos crocs, unas sandalias… Así vuestros pies transpirarán y os libraréis de las malditas rozaduras.

Hasta aquí los consejos sobre qué llevaros a un festival de música. Seguro que se me ha olvidado algo, ¿me ayudáis?

- patrocinador -