No lo vamos a negar, París es un destino caro y no apto para todos los bolsillos. Si estás allí de turismo y buscas un sitio donde comer que sea barato, estás de suerte. Te presentamos los mejores restaurantes económicos de París.

En mi primer viaje a París, me llevé una sorpresa que, un poco más y me amarga el viaje. Estaba con mi chica disfrutando de unas bonitas vistas hacia la Sorbona, la mítica universidad parisina, y decidí sentarme en una terraza a pedirme un café, pues con tanto ajetreo de estar todo el día de acá para allá necesitaba algo que me activase. El café estaba tirando a normalucho, para nada como lo que había probado en cafeterías de Barcelona, la sorpresa vino cuando pedí la cuenta. Cabe aclarar que mi chica y yo habíamos consumido dos cafés, uno para ella y otro para mi. Cuando me trajo la nota, vi que ponía que la cuenta ascendía a, agarraos a la silla, ¡¡15 euros!! Repito, ¡¡15 euros por dos cafés!! No salía de mi asombro…

Como buen español se me ocurrió la idea de largarme de allí haciendo un simpa, pero no, tuve más decencia que ellos y pagué los cafés consecuentemente aunque no de acuerdo con esos abusivos precios. ¡Ni que fuera café de civeta! ¿Conclusión? Me acuerdo de la torre Eiffel, me acuerdo del Arco del Triunfo, me acuerdo de Notre Dame, pero lo que más recuerdo por lo que significó para mi, fueron aquellos dos cafés. El caso es que la gente que había en la terraza estaba pidiendo cosas mucho más caras como copas. No me quiero imaginar cuanto debió pagar esa pobre gente. Es posible que me vieran cara de español y me cobrasen el triple… No lo sabré nunca.

La idea que extraje de esta grata experiencia, es que París es terriblemente caro. Pero en mi segunda visita me cercioré que no me volviese a pasar lo de los cafés en la Sorbona. Por supuesto, no volví a ir por allí por si acaso me cobraban la estancia, pero me informé de sitios en los que comer no fuera un suplicio para el bolsillo. Los visité todos y quiero compartir con vosotros los que me parecieron los mejores restaurantes económicos de París.

Supernature


Supernature es un restaurante ubicado en la rue Trevise, por el distrito de Ópera concretamente. Es un sitio sencillo, acogedor y decorado con elementos naturales como plantas, madera, enredaderas por las paredes… En los cuadros que tienen repartidos por todo el restaurante hay prados y vaquitas, y toda la decoración del restaurante tiene reminiscencias bucólicas. ¿Por qué?

Supernature es un restaurante especializado en comida ecólogica, y no solo eso, los alimentos son realmente frescos y la decoración de sus platos al más puro estilo alta cocina. En Supernature podréis encontrar ensaladas, sopas, quesos, hamburguesas… y todo a un precio módico. Si alguna vez lo visitáis, no dejéis pasar la oportunidad de probar su risotto de calabaza potimarrón.

Bistrot Beauborg


En el barrio de las Halles se encuentra este clásico restaurante de comida tradicional francesa. Se trata del Bistrot Beauborg, un restaurante que lleva más de 20 años abierto por lo que pude comprobar. Es la típica tasca que podemos encontrar en sitios como Madrid o Barcelona en las que se come muy bien y todo por un precio de risa. No os vamos a engañar, la decoración no es su fuerte y si ves la fachada seguramente te eche para atrás. Pero hacedme caso, si queréis probar la comida tradicional francesa, acercaos a este lugar y la probaréis de verdad y sin morir en el intento. El servicio, la verdad, fue muy amable con nosotros y en todo caso nos sugirió los mejores platos de la casa para que pudiesemos deleitarnos.

Bibimbap


Bibimbap es un restaurante coreano que está en el distrito de Quartier Latin. Sí, ya se que es un poco raro que estemos en París y nos vayamos a un coreano a comer, pero de verdad, este lugar lo merece. En Bibimbap podemos encontrar comida típica de Corea, es decir, la que comen ellos de verdad, no la que nos venden a nosotros. Debe su nombre a un plato coreano llamado también Bibimbap, que no es ni más ni menos que una pequeña olla con arroz, verduras y algo de carne y, de verdad, lo tenéis que probar. Porque catar el bibimbar de Bibimbap, valga la redundancia, considero que es algo que hay que hacer en la vida al igual que plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. De un sabor potente y a la vez sutil, este plato nos embriagará los sentidos hasta sentirnos extasiados.

La comida de Bibimbap no es para nada grasienta. Esta llena de aromas asiáticos que el más fanático de este tipo de comida sabrá agradecer. El servicio fue muy atento con nosotros.

Le Bouillon Chartier


Ok, puede que este no sea del todo económico, pero de verdad, la relación calidad/precio es insuperable. Es el más caro de toda esta lista, pero el que mejor cocina francesa ofrece, por delante del Bistrot Beauborg. Lo tiene todo: buen ambiente, buena iluminación, buena decoración, buena cocina y unos precios adecuados. Los platos principales cuestan sobre los 10€ (menos que mis cafés) y, como consejo, si queréis ahorraros algo más en la cuenta final, para beber pedid, si queréis claro, agua del grifo, que en francés se dice Garrafe d´eau. Si un día os queréis liar una manta en la cabeza, e ir a comer, comida francesa DE VERDAD acercaos a Le Bouillon Chartier. Altamente recomendable.

Espero que esto os sirve de ayuda y me digáis en los comentarios, cuando vengáis de vacaciones, si estáis de acuerdo con estas reseñas. Por cierto, si encontráis otros restaurantes económicos de París, decídnoslo también. Yo estaré deseando leerlo todo. ¡Bon appétit!