Si vas en un viaje de negocios o de placer a Alemania, y te quedas varado siete horas en un aeropuerto como el de Frankfurt, aprovecha tu tiempo: tiendas, restaurantes, cafés y una oferta cultural irresistible. Normalmente los vuelos no conectan con facilidad, así que aprovechando que el aeropuerto está a menos de quince minutos en taxi, te damos algunos consejos para que tengas otra visión de la ciudad alemana más cosmopolita.

El MMK Museum Für Moderne Kunst  es conocido aquí como “la porción de pastel” por su arquitectura. Diseñado por el famoso arquitecto Hans Hollein, se pueden admirar piezas de artistas como Mark Wallinger, Roy Lichenstein, Massimo Bertolonni, Nam June Pake,JeffWall y Andy Warhol. Su cafetería es muy recomendable. Muestra  tres trabajos de tres artístas diferentes inspirados en preguntas variadas, discursos y anuncios, basándose en la idea de que hoy en día se ofrece mucha información, pero no se escucha. 

En la boutique Goyagoya  encontrarás los diseños de la suiza Elena Zenero. En 2005 también abrió su Freud Store. Sus líneas de diseño han obtenido el reconocimiento internacional. Mezclan imágenes, conceptos, ideas de la vida diaria… Los que quieran llevarse una buena vista de la ciudad tendrán que visitar la 22a planta de la Main Tower y de paso, tener una experiencia culinaria (maintowerrestaurant.de). Los mejores muebles vintage y al mejor precio en Salto Temporale. Los empleados te ayudarán con todo.