San Francisco está convirtiéndose lentamente en la ciudad de los hipsters. Este movimiento social que se popularizó en Portland y Brooklyn ahora tiene en San Francisco una ciudad excelente para todas sus excentricidades. La ciudad californiana es la base de lo hipster, con muchos de sus habitantes viviendo de sueldos empresas como Google, Facebook y Twitter, y utilizando ese dinero para llevar adelante tareas de reciclaje, capitalismo responsable y cuidado del medio ambiente. ¿Quieres ser un hipster en San Francisco? Te contamos lo que no puedes dejar de hacer.

El café en San Francisco

Las mañanas de San Francisco empiezan en el café. A diferencia de otras ciudades donde la gente se agolpa para pedir un café en Starbucks, en San Francisco puedes visitar alguna de las cadenas locales, más pequeñas e íntimas, como Ritual Coffee, Four Barrel y Blue Bottle. Incluso puedes mostrar interés por los granjeros que cultivan el café y quedarás como un hipster de toda la vida.

 

Fuente:  Wikimedia
Fuente: Wikimedia

Ecología en San Francisco

Puedes acercarte a la cooperativa Rainbow y comprar una pastilla artesanal de chocolate, o mermelada de quilómetro o vino de cultivos ecológicos. Se trata de un centro de producción y venta de productos donde la ecología es la clave. También se venden legumbres, especias y jabone a granel.

Ferry Building

Como buen hipster, debes andar en bicicleta en San Francisco para no contaminar. Puedes ir hasta el Ferry Building y disfrutar de las maravillosas tiendas de la estación transformada en mercadillo. Algunas de las tiendas exclusivas del edificio incluyen Heath Ceramics y Far West Fungi, una de las mejores colecciones de setas californianas para tu jardín o tus comidas.

San Francisco es también la ciudad de los hipsters que aman la música en vinilo y los libros antiguos. No faltarán tiendas de antigüedades en donde dar rienda suelta a tu espíritu anti consumista y amante de lo retro.