Si sois de las personas que tienen vacaciones en el mes de Septiembre, y todavía no habéis elegido destino, os proponemos visitar la Isla de Santorini, en la que podréis disfrutar de los últimos días de verano un tiempo maravilloso, en un viaje romántico acompañados de vuestra pareja o rodeados de vuestra familia.

Santorini es un pequeño archipiélago griego formado por por islas volcánicas en el sur del mar Egeo, que contribuyen a formar un paisaje de una espectacular belleza, digno de ver y disfrutar. Es un destino mediterráneo de ensueño, que recibe al año una gran cantidad de turistas que van para disfrutar del paisaje y de unas vacaciones tranquilas y relajadas, fuera del bullicio de las grandes urbes.

Esta isla cuenta con una gran historia, y fue habitada en el año 3000 a. C por la civilización fenicia,  produciéndose su máximo apogeo sobre los años 2000 al 1600 a. C. En el año 1600 se produjo la explosión del volcán, por lo que hubo un parón en del que la isla  se fue recuperando años después.

Santorini ofrece pequeños y grandes alojamientos, desde los más lujosos a los más simples y tradicionales, pero todos con un encanto especial, aunque los más preciados son los que ofrecen vistas conjuntas al mar  y al paisaje del pueblo. Las fachadas de todas las casas que lo componen destacan estéticamente tanto por su arquitectura como por estar todas y cada una de ellas pintadas de blanco.

Fuente: destinationgreece.com
por  Fuente: destinationgreece.com

 

Podéis disfrutar de sus playas de arenas blancas y vistas maravillosas, pero también sus acantilados contribuyen a formar un espacio natural paradisíaco. Para la mayoría de los turistas que visitan este lugar, las noches de Santorini desprenden una magia y un encanto especial, y su cálida iluminación hace que el ambiente sea muy acogedor y ¡den ganas de quedarse a vivir allí durante toda la vida!

¿Habéis apuntado este destino en la lista de próximos viajes?