- patrocinador -

Un crucero es una de las mejores opciones a la hora de conocer otros países. El hecho de recorrer grandes y pequeños mares o surcar ríos admirando ricas culturas, que se fueron originando al calor de sus orillas, es una experiencia tan atractiva como inolvidable. A bordo todo son facilidades, más aún si nos fijamos en la comida, donde podemos encontrar una alta variedad gastronómica, pudiendo comer todo lo que uno quiera durante prácticamente las 24 horas del día. No controlar nuestro apetito puede provocar que engordemos de forma desproporcionada. De ahí que el Aquotic, el buscador de cruceros más rápido del mundo haya preparado unas pautas para evitar engordar.

Hacer deporte

Cada vez son más las personas que incluyen el deporte en su forma de vida, y que buscan en sus vacaciones practicar sus deportes favoritos. Un crucero, a parte de ofrecerte una infinidad de comodidades y servicios, también es una perfecta manera de ponerse en forma debido a la multitud de deportes que ofrece. Casi todos los barcos tienen gimnasio y clases en grupo para activarse: pilates, yoga, zumba, gap, abdominales, pesas…etc. Y cada vez son más los cruceros que ofrecen instalaciones deportivas como pista de jogging, baloncesto, paddel, Fútbol Sala, Voley, pista de hielo, golf… Es conveniente aprovechar la multitud de ratos libres de los que uno dispone para practicar algún deporte o asistir a alguna de estas clases y quemar un poco los excesos del bufet.

Utilizar las escaleras

MSC Seaside, MSC Yacht Club – Top Sail Lounge

Otra buena medida es hacer uso de las escaleras al desplazarnos por el barco. Aquellos que habéis estado en un crucero, ir de un lugar a otro requiere desplazarse por todo el barco. Estás continuamente en movimiento, por lo que si aprovechas las escaleras, estarás haciendo ejercicio que te permite perder el peso ganado mientras comes.

Hacer el máximo número de excursiones

Todos los cruceros ofrecen multitud de excursiones, muchas veces tienen packs con la gran mayoría de ellas y uno las puede contratar con antelación cuando reserva el viaje, pero también se pueden contratar en el mismo barco. Normalmente hay excursiones todos los días. Caminar estimula la circulación y previene la retención de líquidos, alivia el hinchazón y por lo tanto adelgaza. De hecho la gran mayoría de los médicos recomiendan andar por lo menos media hora todos los días para tener una buena salud.

Apuntarse a todas las actividades

Otra de las cosas que podemos realizar para no ganar peso, es intentar activo. Para ello podemos apuntarnos a todas las actividades que organicen en el barco y que requieran movimiento, como yincanas, clases de baile o natación.

Cuidar la alimentación

Por último, algo fundamental en un crucero, no caer en la tentación y cuidar nuestra alimentación.

  • Comer con moderación: Es la más importante aunque cuando estamos delante de un bufet esto es complicado ya que te da ganas de probar todo. Coge solo aquello que te vayas a comer e intenta que nunca falte verdura y fruta en tu dieta.
  • Estar hidratado: Bebe mucha agua para evitar la retención de líquidos. Lleva contigo siempre una botella de agua.
  • No bebas mucho alcohol: En vacaciones solemos darnos algún que otro homenaje, bebiendo más de la cuenta. No hay ningún problema en ello, pero siempre que sea con moderación.
  • Alternar el bufet con el resto de restaurantes: Si hay restaurantes a bordo, alterna el buffet con ellos. En los restaurantes se suele comer mucho menos.
  • Cenar pronto: Cena lo antes posible para que tengas más tiempo para hacer la digestión antes de irnos a la cama.

Siguiendo estos sencillos consejos, estaremos evitando ganar demasiado peso durante el crucero.