El turismo de maternidad, misterios y censuras sobre una práctica cada vez más extendida

 

Fuente: Nanduti
Fuente: Nanduti

Estados Unidos es uno de esos países donde se concede la nacionalidad a cualquier persona que haya nacido dentro de sus fronteras, una medida constitucional que ha propiciado la creación y expansión de una nueva industria dentro de las formas de turismo conocidas: el turismo de maternidad.

Existe una red de agencias y hoteles perfectamente organizada que busca madres embarazadas, principalmente de origen chino, que quieran tener a su hijo en territorio estadounidense para que éste obtenga la nacionalidad del gran país del norte.

¿Qué beneficios tiene la nacionalidad estadounidense?

Fuente: Telemundo33/a>
Fuente: Telemundo33

La empresa de turismo Star Baby Care, con base en Shangai y especializada en el turismo de maternidad en la zona sur de California, destaca algunos de los muchos beneficios de ser ciudadano estadounidense. En materia educativa, por ejemplo, las personas con ciudadanía estadounidense tienen acceso gratuito a educación primaria y secundaria, así como becas y préstamos para educación universitaria que solamente están previstos para los ciudadanos estadounidenses. También se puede viajar sin visado a cualquier de los países con los que Estados Unidos mantiene acuerdos bilaterales, acceso a los beneficios médicos reservados a los jubilados, y la posibilidad, cuando sea adulto, de pedir la residencia permanente para sus padres en suelo norteamericano bajo el amparo de los planes de reagrupación familiar.

Hay una gran variedad de empresas como Star Baby Care en Estados Unidos y en China, también en otros países. Se encargan de ofrecer paquetes cerrados a mujeres embarazadas y además incluyen asistencia para el visado, desplazamiento hasta Estados Unidos, alojamiento en casas-hotel de primer nivel y asistencia para el recién nacido y la madre.

Los números del turismo de maternidad

De acuerdo a las cifras del Centro de Estudios sobre Inmigración (una organización sin fines de lucro especializada en temas migratorios) hay cerca de 40.000 personas al año que viajan a Estados Unidos con el único propósito de dar a luz. La mayor parte viene de China, Corea del Sur, Nigeria, Taiwán y Turquía. Una buena parte de la opinión pública censura el turismo de maternidad, incluso algunos políticos y los medios de comunicación. Sin embargo el turismo de maternidad no es ilegal y las operaciones policiales relacionadas con esta temática no están centradas en evitar los viajes para dar a luz en Estados Unidos sino en posibles fraudes fiscales y migratorios cometidos por las agencias de viaje y los usuarios.

Redadas y accionar policial

Fuente: Lapatilla
Fuente: Lapatilla

Durante este mes la policía estadounidense realizó cerca de 20 redadas en agencias con inmuebles en Orange, San Bernardino y Los Ángeles, California. Se confiscó material y se buscaron pruebas aunque no se efectuó ninguna detención.

California y Nueva York son los dos focos más importantes de turismo de maternidad, aunque las agencias suelen recomendar a sus clientes no viajar directamente a grandes aeropuertos como el de Los Ángeles, ya que las autoridades de inmigración están más precavidas contra estas prácticas. Los aeropuertos secundarios de Las Vegas y Hawai son los más recomendados.

Las agencias de turismo de maternidad cobran entre 15.000 y 80.000 dólares por el paquete completo, asesoran a las personas para disimular el vientre de embarazadas en los controles del aeropuerto y ayudan en la gestión de papeles una vez que nació el niño: certificado de nacimiento, pasaporte, número de seguridad social. Una vez conseguidos estos datos las madres regresan a su país de origen con su bebé estadounidense.

El negocio del turismo de maternidad es muy lucrativo, se estima que You Win USA (una de las empresas inspeccionadas y con sede en la ciudad californiana de Irvine) facturó cerca de dos millones de dólares en 2013 al ayudar a 400 madres chinas a dar a luz en Estados Unidos.

Las críticas sociales

Fuente: ElSoldelaFlorida
Fuente: ElSoldelaFlorida

Parte de la sociedad estadounidense lamenta esta práctica que se ve como un mercado de la nacionalidad, la venta del patriotismo como si se tratará de un bien similar a un kilo de papas. Son muy habituales las manifestaciones contra el turismo de maternidad en algunas zonas del sur de California pero no hay medidas concretas que se hayan tomado desde el punto de vista político.

En Washington los políticos como David Vitter (senador republicano por Luisiana) se oponen a la práctica del turismo de maternidad ya que, según sus ideas, se están aprovechando de las reglas del jueg. Junto a Vitter también está el ex congresista por Georgia, Phil Gingrey, qué invitan a discutir la modificación de la decimocuarta enmienda de la Constitución que establece la nacionalidad automática a los que nacen en suelo estadounidense. ¿Lograrán llevar a cabo esta enmienda? ¿Qué medidas tomarán los principales responsables de la industria del turismo de maternidad?

De momento no hay un futuro cierto para esta práctica que parece estar muy extendida en países asiáticos donde sus habitantes desean mudarse para dar un futuro mejor a sus hijos pero no siempre cuentan con los medios para hacerlo.