- patrocinador -

Tal vez por la crisis, o por qué no ante el interés de los españoles por alejarse un poco de la rutina informática que muchos tenemos, el turismo rural se ha transformado poco a poco en España en uno de los preferidos del público. La Semana Santa y el Puente de Mayo fueron dos muestras acabadas de ello, y por eso queremos repasar lo último al respecto de las zonas más buscadas por los viajeros nacionales.

Lo primero que debemos destacar es que a medida que el turismo rural viene creciendo en España, Castilla y León se asienta cada vez más como uno de los destinos prioritarios de los españoles. De hecho, si ya se trató de la región líder durante todo el año 2013 en este tipo de viajes, en este 2014 se viene registrando un pequeño incremento en turistas recibidos, que no hace más que confirmar las tendencias al respecto.

Turismo rural Castilla y León

Las demás bajan, Castilla y León sube

Aunque el crecimiento porcentual en cantidad de turistas recibidos de Castilla y León no es tan importante como podía pensarse en estos términos, también tenemos que contextualizar la información. Sucede que por ejemplo en el mes de marzo, las pernoctaciones sobre el turismo rural de este 2014 han sido un 40% menores que en el pasado 2013, y afectan más que nada a los viajeros nacionales.

Baleares, la mayor ocupación

Más allá del liderazgo en números totales que Castilla y León ostenta cuando pensamos en el turismo rural, tampoco podemos dejar de considerar que en términos relativos, las Islas Baleares han tenido un factor ocupacional mayor durante los últimos meses. También en momentos determinados del calendario otros como la Isla de Lanzarote y los Pirineos han tenido registros interesantes.

Gran margen de crecimiento

Sin embargo, si consideramos que ninguno de estos destinos ha tenido de forma constante ocupaciones por encima del 50% de sus alojamientos, está claro que el turismo rural puede seguir creciendo mucho más en España en los próximos tiempos.