La verdad es que el invierno es una época del año ideal para hacer viajes en plan romántico, ¿verdad? Pues nada, a ver qué te parece esta idea: dormir en un iglú. A pesar de lo que puede parecer, es toda una experiencia inolvidable. Y no, no te quedarás helado.

He encontrado esta propuesta que por cierto, en estas fechas, puede ser un regalo de Navidad estupendo. Puedes elegir entre Alemania, Austria y Suiza para pasar una noche muy especial.

Dependiendo de las ofertas, tienes cena y desayuno incluido, y no te preocupes por el frío, porque tienes sacos de dormir térmicos, piel de oveja… De todo para que estés calentito (aunque parezca imposible).

En My days tienes varias opciones, para que elijas la que más te interesa. El precio es desde 299 euros por pareja, más o menos, pero sin incluir el precio de los vuelos.