viajero_maletas.jpg

La crisis financiera que atraviesan las aerolíneas mundiales ha motivado la quiebra de las más pequeñas, el cierre de algunas de menor envergadura y una profunda preocupación entre las principales.

Todas coinciden en que el valor histórico del petróleo es el principal motivo de que ya no puedan hacer frente a sus servicios con los mismos costos y una suba indiscriminada de precios redundaría en una significativa reducción de los pasajes vendidos. Toda una disyuntiva, a la que parecen haberle encontrado una opción que permita paliar en algo los crecientes aumentos de costos.

The New York Times acaba de informar que las principales compañías aéreas de los Estados Unidos tienen previsto imponer un precio de u$s25 (16€) a la segunda maleta que sea despachada. Se supone que inicialmente los más afectados serían los viajeros por ocio y los de negocio.

avion.jpg

Algunas alternativas ante el descontento de los pasajeros, son no cobrar este coste a quienes vuelen en primera clase o tarifas promocionales por maletas adicionales. Alguien habló sin embargo de hasta u$50 a partir de la tercera maleta despachada.

Es incomprensible a la mirada de los viajeros pagar un ticket de “bajo coste” si luego se aplicarán tarifas adicionales por equipaje.
Ya se sumaron a esta modalidad Continental, Delta, Northwest, AirTran, entre otras.