Si deseas viajar con perros en los transportes públicos, seguramente que tengas más de un problema, y no te quedará más remedio que informarte de su disposición a aceptar a estos huéspedes al reservar el billete del trayecto.

Viajar con perros puede ser una experiencia inolvidable, pero en algunas ocasiones un auténtico problema por las muchas trabas que imponen desde los diferentes transportes públicos (ferrocarril, avión, líneas regulares de autobuses, etc.). Si no deseas llevarte ninguna sorpresa negativa en tus próximas vacaciones, será completamente necesario que compruebes como es la normativa que existe en los medios de transporte en que vas a realizar el trayecto.

En algunos te impondrán una serie de exigencias para que los perros puedan acompañarte en tus viajes, pero en otros literalmente estará prohibida su presencia, es decir, no podrás viajar con perros. Y no tendrás más remedio que dejarlo a cargo de los amigos o familiares más próximos para disfrutar de unos días de ocio y relax en otro destino.

Ahora ya solamente cabe pensar en que transporte harás tu próximo viaje para saber que tienes que hacer con tu mascota, y hasta con un punto de suerte, pueda acompañarte a pasar unos deliciosos días en el lugar de destino. Desde escenario, lo más aconsejable que sepas con antelación el transporte de tu viaje, para disponer de la información necesario sobre lo que tienes que hacer con tu perro. No en vano, cualquier demora puede dar al traste con tus esperadas vacaciones.

Vete preparando la jaula si viajas en avión

Si te decantes por el transporte aéreo, no te quedará más remedio que ir comprando una jaula para embarcarle en la aeronave. No en vano, las líneas aéreas exigen que esté  homologada para su transporte, eso sí en la bodega. De todas formas, deberás informarte de las condiciones cuando reserves el billete, ya que si tu can es pequeño (entre 6 y 8 kilogramos), podrá hacerlo en la cabina, sin separarte ni un minuto de él, aunque igualmente cobijado en su correspondiente jaula. En cualquier caso, nunca le dejaran en tierra, sea cual fuese su presencia física.

viajar con perros
Fuente: Citizen59

Si es pequeño, podrás viajar con él en el tren

Mayores problemas tendrás si el transporte elegido para viajar con perros es el tren. Aquí será aún más necesario que plantes esta necesidad tuya al formalizar el viaje, porque cualquier oposición de algunos de los viajeros puede anular su viaje. A diferencia, de los viajes en avión, solamente están permitidos los perros que no excedan de los 6 kilogramos. Si no fuera tu caso, será mejor que vayas buscando otra alternativa para el trayecto, porque no lo dejarán subirse al vagón, bajo ninguna circunstancia.

Y al realizar la demanda del servicio deberás notificarlo obligatoriamente, porque no te saldrá gratis, sino que por el contrario, tendrás que abonar será el 50% del billete de la tarifa general  del tren. No ocurrirá como si fueses con tus hijos, ya que no podrás acogerte a ninguna oferta ni descuentos por su presencia en este medio de transporte.

viajar con perros: tren
Fuente: Drew Jacksich

Viajar con perros en cruceros

La uniformidad de la normativa será el denominador común de los viajes con perros en el transporte marítimo, tanto en los que se refiere a los cruceros como a las rutas regulares. Siempre será admitida la presencia de estos huéspedes tan especiales que te acompañarán durante el trayecto o itinerario. Pero no de cualquier forma, sino a través de su permanencia en un compartimento especial para animales que estará ubicado en el barco, y junto a la bodega. En las travesías largas, especialmente en los cruceros, tendrás la ocasión de reunirte con él y dar algún que otro paseo. Siempre que obtengas el permiso de la máxima autoridad de la nave.

viajar con perros: cruceros
Fuente: El Coleccionista de Instantes Fotog

Si vas en autobús lo tendrás más difícil

Dentro de todos los escenarios posibles, sin lugar a dudas que será el autobús donde lo tengas más complicado para emprender este peculiar trayecto. Será potestativo de la empresa concesionaria de la ruta, aunque vete preparándote para lo peor, ya que la mayoría de ellas tienen vetada la presencia de estos animales domésticos.

Solamente algunas – con trayectos de largo recorrido – incorporan la posibilidad de viajar acompañado de tu mascota. Aunque como podrás imaginarte, lo deberá hacer en jaulas, y en el compartimento de carga. Nunca al lado de los otros viajeros. Ante las mayores opciones que presenta el transporte por carretera, siempre tendrás el recurso de viajar en una línea que admita estos viajes. Y que mejor manera que informándote en sus oficinas.

viajar con perros: autocar
Fuente: galio

En cualquier caso, ten presente que no lo tendrás fácil, y solamente con información y eligiendo el transporte más adecuado, podrás solucionar este problema que se presentará en tu próximo viaje. ¿Crees que merece la pena realizar este esfuerzo para compartir nuevas experiencias con este compañero tan especial que tienes?