Si estás pensando en viajar a una ciudad europea que puedas ver en un completo fin de semana, donde la música y la arquitectura cobran especial protagonismo, una buena opción es un viaje a Liverpool, la ciudad situada sobre el lado este del estuario del río Mersey y reconocida mundialmente por su equipo de fútbol y la música de The Beatles.

Históricamente, se trata de una ciudad portuaria muy importante, por ello, uno de los lugares que tenéis que visitar, es el puerto marítimo  de Liverpool donde seguramente os encontraréis grandes barcos encallados e incluso tengáis la suerte de ver alguno más antiguo.

La arquitectura de la ciudad es especialmente impactante. Tras conocer diversas ciudades europeas reconocidas por su majestuosidad como es Londres, cuando llegué a Liverpool me sorprendió especialmente la forma en la que edificios más antiguos y los nuevos conviven en plena armonía creando contrastes verdaderamente admirables como los que os muestro en la fotografía.

Y hablando de arquitectura sorprendente, en este viaje a Liverpool conocí su catedral modernista construida con Piedra de Pórtland sobre una planta circular, teniendo el edificio forma cónica. Su exterior, indiscutiblemente original, hace dudar de que se trate de un edificio religioso, teniendo que fijarnos en la cruz tallada de su fachada para saberlo. En cuanto a su interior con luces de neón y vidrieras, hace que se parezca más a una sala de fiestas que a un lugar creado para el rezo.

Otro lugar al que puedes acudir es a Hope Street, donde además de un montón de locales y restaurantes, encontrarás una emblemática estatua compuesta por un montón de maletas cada una de ellas con una placa de metal donde viene inscrito el nombre de un gran escritor referente en la ciudad como el gran Charles Dickens.

Finalmente,  pero no por ello menos importante en este viaje a Liverpool, no podéis olvidar acudir al museo de The Beatles y a los lugares más emblemáticos donde se recuerda su música como es The Cavern Club, el local que se ha hecho mundialmente famosos gracias a que el grupo hiciera su primera presentación en 1961 en él. También tocaron allí otros grandes de la música como The Hollies, Queen, The Rolling Stones y Elton John. En frente de este local encontraréis también el muro de la fama de Liverpool donde todos estos músicos junto a otros muchos tienen un ladrillo con su nombre.