Peluche viajes Japón

Viajar es uno de los grandes placeres que tiene el hombre. Millones de personas en el mundo gastan buena parte de sus ahorros en vacaciones de una semana o dos luego de las cuales comienzan a organizar si siguiente salida. Sin embargo, a veces la familia, el empleo u otras obligaciones hacen que tengamos que quedarnos en casa, pero los japoneses nos proponen una alternativa, en la que nuestro peluche hace el recorrido por nosotros.

El caso es que aunque los japoneses suelen tener ideas locales, hay una dentro del segmento turístico que no deja de sorprender a propios y extraños. Se trata de un ofrecimiento realizado por una agencia de viajes local, la cual por un precio módico nos permite enviar a nuestro querido peluche a Tokio de paseo, de forma que él también tenga sus vacaciones, de nosotros o de lo que pueda hacer su día pesado, sea lo que sea.

Lo curioso del caso es que, a pesar de lo que uno podría llegar a creer, la agencia cuenta ya con alrededor de 200 clientes en todo el mundo, quienes han podido “cumplir su sueño de viajar por distintos países a través de sus osos de peluche”, de acuerdo a lo que ellos mismos informan, agregando que dispensan a los objetos inanimados de compañía un “trato preferencial”, y la posibilidad de sumergirse en aguas termales, entre otras actividades.

La firma, que existe hace ya tres años pero que recién ahora comienza a hacerse famosa, nos permite por ejemplo, en uno de sus paquetes turísticos, por llamarlos de alguna forma, viajes a Tokio por costos de entre 30 y 40 dólares, los cuales no son demasiado elevados, al tiempo que prometen información minuto a minuto acerca de las actividades que los peluches se encuentran realizando.

Claro, sería imposible entender este tipo de ofrecimientos sin considerar que, en Japón, existe la creencia de que los objetos tienen alma y capacidad de recordar, por lo que más allá de lo extraño que nos resulte a nosotros todo ésto, para ellos es de lo más normal.