-

2ª etapa: De Roncesvalles a Larrasoaña

Son solamente 27 Km, no sería tanto si no fuese por una tremenda subida al inicio. Pero como sé que estáis más que preparados yo a lo mío que es explicar las maravillas que os encontraréis.

Antes de llegar al temido Alto de Erro pasaréis por un pueblo emblemático llamado Burguete-Auritz. Es un pueblo muy curioso. Sus 319 habitantes están rodeados de un arte pintoresco y de la sombra de Ernest Hemingway, ya que se alojaba allí para curar sus resacas.

Tiene un cementerio monumental construido por el arquitecto Gortari, un arquitecto muy querido en Navarra. La forma de este cementerio es redonda representando a la letra griega omega. La puerta es un Alfa. El principio y el fin.

La portada renacentista de la iglesia parroquial de San Nicolás es admirable y tampoco os podéis perder las casas históricas del pueblo. Están señaladas y son emblemáticas.

En este amino alternaréis asfalto y pistas de tierra. Sin duda, el paisaje es inigualable. Verde y puestas de sol que quitan el hipo.

Zubiri, el pueblo anterior al fin de etapa es importante por su puente gótico, que además de hermoso, tiene una leyenda: la gente del pueblo sanaba a sus animales haciéndolos pasar por debajo de los arcos.

Larrasoaña es de siempre un centro para acogida de peregrinos. Llegó a tener tres hospitales. Cuenta con caseríos pintorescos, históricos, que hacen las delicias del fin de etapa.

Lo último...