Si las playas de las Rías Altas se caracterizan por su salvajismo y sus grandes olas, que las hacen inmejorables para el surf, las playas de las Rías Baixas son mucho más tranquilas y cálidas, muy transparentes y son perfectas para el buceo.

Están en la provincia de Pontevedra, próximas a la ría de Vigo y cercanas a Portugal. Es muy difícil hacer una selección, porque prácticamente toda la costa está plagada de playas que podrían estar en las primeras posiciones de cualquier ranking a nivel –como mínimo- europeo.

En el Parque Natural de las Illas Atlánticas, en las Islas Cíes, en el archipiélago entrela Isla de Montegudo yla Isladel Medio, frente a la Ríade Vigo, está la Playa de Rodas, a la que se llega por barco desde Cangas o Vigo. Ha sido catalogada como “la playa más bella del mundo” también es la que tiene una mayor extensión. Su forma recuerda una concha, la arena es blanca y fina y sus aguas son claras y transparentes. Forma una laguna que en invierno se junta con el mar.

Playa de La Lanzada, Sanxenxo, Pontevedra. Mide 2.300 metros lo que la convierte en una de las playas más largas, con forma de semi luna y abierta al Atlántico. Está situada en una zona que es altamente turística en verano, con zonas de copas y alguinos de los mejores restaurantes ara degustar la exquisita gastronomía gallega. Frente a ella está la Isla de Ons, considerada zona protegida y con una playa también maravillosa.

Playa de Samil, Vigo, Pontevedra. Mide 1.700 metrosde longitud, es un gran arenal bordeado por un paseo marítimo con zonas verdes en el casco urbano de Vigo, con todo tipo de infraestructuras y muy preparada para el turismo al que está muy habituada.

En sus proximidades tiene varias calas de unos 50 metrosde largo auténticamente maravillosas, por lo que forman un conjunto espectacular, como la playa de Cuncheiro en Baiona, o la de Cunchosa, en Bueu.