- patrocinador -

Viena es una de las ciudades más bellas de Europa, un destino histórico, culturalmente vasto y repleto de escenarios naturales que te encantarán. Si estás terminando de decidir viajar a Viena, en Viajes Destinos te nombramos algunas razones para que conozcas la capital de Austria y no te pierdas ninguno de sus rasgos distintivos.

Ubicada a orillas del río Danubio, la ciudad de Viena es una de las más importantes de Europa Central. Cada año recibe miles de visitantes de todo el mundo, ya sea para conocer sus bosques, su oferta cultural o la gastronomía regional de uno de los países europeos más imponentes de la región.

Fuente:  Pixabay
Fuente: Pixabay

Los mercadillos de Viena

Cuando se va acercando la temporada navideña, Viena se viste de gala. Las plazas están repletas de luces y árboles decorados, pero además están los pequeños mercadillos al aire libre donde encontrarás toda clase de recuerdos y regalos únicos. Desde artesanías hasta libros antiguos, piezas de decoración y alhajas.

Ringstrasse

La calle circular de Viena rodea el centro de la ciudad y se extiende por 5 kilómetros. Tiene más de un siglo y medio y a su alrededor hay toda clase de establecimientos increíbles, desde restaurantes hasta hoteles, museos y galerías.

Fue construida en 1857 por orden del emperador Francisco José, modificando para siempre el diseño urbanístico de Viena. En 1865 se inauguró el boulevard con palacetes y otras zonas verdes que forman parte de un paseo emblemático de la ciudad.

La música de Viena

La capital de Austria es para muchos la ciudad de la música clásica. El Concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena es un lujo que no todos pueden darse, pero siempre puedes intentarlo. Para comprar las entradas hay que participar de un sorteo que se realiza en enero.

¿Qué te parecen estas razones para viajar a Viena y deleitarte con sus excelentes atracciones culturales?

- patrocinador -