- patrocinador -

Llegó el frío a España y en vez de escapar hacia el calor hoy planteamos algunos destinos interesantes para conocer aprovechando las bajas temperaturas. Sevilla, Barcelona, Costa del Sol y Madrid son solamente algunos de los destinos que puedes aprovechar, tanto con la llegada del invierno como con las bajas temperaturas del otoño.

Empezamos por un recorrido en Madrid. La capital española nunca descansa y te invita a conocer sus múltiples ofertas de gastronomía, bares y espectáculos artísticos. Para esos días en que hace mucho frío una excelente opción es acercarse al Museo del Prado y deleitarse con sus parques y plazas cuando todavía hay un poco de sol que caliente el aire.

Fuente: Libertaddigital
Fuente: Libertaddigital

Si te gusta esquiar no dudes en ir a los Pirineos ni bien comience la temporada de esquí. Allí encontrarás las pistas y circuitos más importantes de Europa y podrás disfrutar no solo del esquí, también hay caminatas, senderismo y rutas increíbles para realizar a pie y conocer los encantos escondidos de las montañas.

La Costa del Sol, a diferencia de lo que muchos creen, también es atractiva cuando bajan las temperaturas. La temperatura oscila entre 18º y 20º e incluso hay picos de 22º. Las 24 playas de Marbella te esperan para broncearte si llegas en un día soleado.

Sevilla es otro de los destinos que no debemos dejar de visitar aún si las temperaturas empiezan a descender. Está ubicada en el sur de España y posee diferentes museos, centros culturales y paseos de compras para divertirse aún cuando las temperaturas no sean tan cálidas.

Su catedral es una de las joyas arquitectónicas nacionales y está entre las más grandes del mundo. También hay museos como el de Arte Contemporáneo y el de Bellas Artes que esperan a los visitantes en todo momento del año.

- patrocinador -