7 puntos para determinar la limpieza del hotel reservado

Todo el mundo espera como agua de mayo la llegada de las vacaciones de verano. Son días para escaparte en familia y disfrutar de ese hotel que tanto tiempo lleva reservado. Pero una vez que llegas a él, ¿cómo determinar si está realmente limpio? Para conocer si es así, desde la empresa EZSA Sanidad ambiental, han publicado algunos puntos interesantes que os pueden ayudar a pasar la ITV a vuestra habitación de hotel.

La ubicación

Lo primero es conocer la ubicación. Por mucha limpieza que exista en el hotel, si el completo está en una zona calurosa, es más probable que aparezcan determinadas plagas de insectos.

Control de plagas

Tanto si tu hotel/apartamento está en una zona favorable como si no, nunca es agradable encontrar insectos (cucarachas, chinches, termitas, avispas…) en el lugar donde se supone que vamos a descansar. Cada establecimiento debe extremar las precauciones y tener una buena política de prevención de plagas. ¿Ha hecho esto último tu hotel? Y lo más importante: ¿lo ha hecho de la mano de una empresa certificada o con personal certificado?

No es suficiente con pasar la bayeta

Los hoteles y apartamentos son lugares de una enorme concurrencia de personas, en cuyo ambiente puede haber una proliferación masiva de gérmenes, bacterias, virus y demás agentes patógenos. Por eso no basta con ‘pasar la bayeta’, sino que una auténtica limpieza requiere técnicas y productos profesionales. La temporada alta pone un extra de dificultad porque se requiere velocidad en el tránsito de huéspedes. Infórmate en el establecimiento, o en sus canales oficiales si es el caso, sobre el tipo de limpieza que llevan a cabo.

La prueba del colchón

El llamado ‘chinche de cama’ es uno de los peores quebraderos de cabeza de hoteles y complejos turísticos. Su presencia puede implicar picaduras muy molestas, con una fuerte comezón. Los chinches básicamente se alimentan de sangre. Se sienten atraídos por el calor corporal generado por los humanos, además del dióxido de carbono que desprendemos al respirar.

¿Cómo saber si tenemos chinches de cama? En caso de localizar manchas oscuras en sábanas, colchones, somieres, almohadas y colchas, es muy probable que sea por la presencia de este insecto. Estas manchas pueden ser excrementos o la propia sangre ingerida por los insectos, y son una manifestación importante de su existencia. Si tienes la más mínima sospecha, ¡no esperes a comprobarlo!

Legionella

La legionella es una bacteria que prolifera en medios acuáticos, pero también en aparatos de aire acondicionado, sistemas de riego, refrigeración, piscinas, etc. El Real Decreto 865/2003 establece las bases para minimizar esos riesgos y exige un programa de mantenimiento específico para cada una de ellas.

La aplicación de biocidas y otros productos de mantenimiento, así como los trabajos reguladores de cloro y PH, se llevarán a cabo por técnicos cualificados y especializados que, además, dejarán registro de su actividad en el Libro de Registro correspondiente.

Alfombras y moquetas

Aportan percepción de bienestar y, bien cuidadas, transmiten una imagen de alto standing. Ahora bien, esas alfombras que capturan la suciedad pueden convertirse en un problema de higiene si no se tratan con la frecuencia y metodología adecuados. Más allá de las manchas visibles, hay que aplicar tratamientos que eliminen gérmenes, bacterias y otros microorganismos. Muchos hoteles y complejos residenciales publican en sus webs los sellos de calidad de las empresas con las que trabajan. ¡Comprueba si el tuyo es uno de ellos!

Purificadores de aire

Si eres de los que no se conforman fácilmente, examina si tu hotel/apartamento cuenta con purificadores de aire, capaces de eliminar micoorganismos patógenos. Además, este tipo de soluciones de higiene ambiental ayudan a acabar con los malos olores y armonizan los espacios.

Ir arriba