Ahora es el momento de las escapadas por carretera: coche, moto o caravana

Organizar una escapada subido en tu coche, moto o caravana, sigue siendo todo un placer para muchas persona en nuestro país, y todo esto a pesar del elevado precio que están alcanzando los combustibles. A pesar de esto, siempre es bueno tener presente una serie de consejos si decidimos subirnos a nuestro vehículo para viajar con mayor tranquilidad.

Viajar en coche

En el caso de los coches, una de las cosas más importantes es realizar una buena preparación previa. Para ello, es recomendable revisar el estado del vehículo, además de tener pasada la ITV. Solo de esta forma nos aseguraremos de que todo está en orden para viajar a nuestro destino.

Si vas a viajar en verano resulta imprescindible afrontar de forma adecuada las altas temperaturas. Por ello, antes de partir, lo mejor es asegurar el funcionamiento de la climatización para, en caso de que haya algún problema, poder solventarlo a tiempo. Además, en la misma línea, es muy recomendable llevar siempre protectores contra el sol para el parabrisas o la carrocería. Estos contribuirán a disminuir notablemente la temperatura en el interior del habitáculo cuando el vehículo esté aparcado en el exterior. Mientras, si vas a viajar en épocas de frío o a zonas de alta montaña, deberás prestar especial atención a las previsiones meteorológicas, para evitar conducir en condiciones de especial riesgo, como fuertes nevadas. También, será muy importante contar con provisiones de comida y agua, un spray quita hielo, revisar el alumbrado antiniebla, el nivel de líquido refrigerante (que cumple además la función de anticongelante) y montar neumáticos de invierno o poseer cadenas si la situación apunta a que podemos necesitarlas.

En caso de que utilices un vehículo eléctrico, además de las consideraciones anteriores, será importante comprobar, en primer lugar, que la batería se encuentra completamente recargada, ya que tanto las altas como las bajas temperaturas pueden afectar a su autonomía. De hecho, es muy importante conocer cuál es la autonomía real de la misma y la orografía del terreno que se va a recorrer, ya que esto puede afectar al consumo. Por último, es recomendable climatizar adecuadamente el habitáculo mientras el vehículo está cargándose para dejarlo en un estado óptimo, evitando el gasto extra de batería que supone hacer esto durante la conducción.

Viajar en moto

Los viajes y desplazamientos en moto sin duda tienen una mística especial. De hecho, los amantes de los vehículos de dos ruedas son millones alrededor del mundo.

Está claro que los días soleados incitan a recorrer la carretera en moto, pero, el poder sentir el viento en las mejillas no debe ser una excusa para no tomar precauciones respecto de las altas temperaturas. Teniendo esto en cuenta, es necesario realizar una revisión de los componentes críticos de la moto, como neumáticos y llantas, ya que se calentarán más en esta época del año. Además, presta atención al líquido refrigerante, ya que es el encargado de proteger el motor y el resto de componentes mecánicos. Del mismo modo, otro gran aliado para los moteros veraniegos será un casco con una visera oscura o unas buenas gafas de sol, que eviten que la luz pueda deslumbrarnos y molestarnos.

Para poder aprovechar la moto independientemente de las temperaturas, resultará indispensable contar con una vestimenta y casco adecuados, que garanticen nuestra seguridad. En momentos de calor deberemos buscar buena ventilación mientras que, con frío, tendremos que contar con algunos accesorios extra como un casco antivaho, guantes de invierno, braga sotocasco, calcetines térmicos o mallas y otra ropa de repuesto. A su vez, es muy necesario tener en mente que en invierno hay menos luminosidad y los días son más cortos, por lo que será necesario adaptar nuestros trayectos a estas circunstancias y asegurarnos de que los sistemas de iluminación funcionen correctamente. Mientras, en verano, se recomienda no circular durante las horas centrales del día.

¡Ah! Ten en cuenta que tu moto también agradece la protección, por lo que una funda será perfecta para protegerla del sol, las temperaturas extremas o la lluvia.

Viajar en caravana y autocaravana

Otra de las estrellas en los viajes por carretera. Aquellos afortunados que cuentan con este tipo de vehículos o con furgonetas camper, por ejemplo, tienen la oportunidad de disfrutar de viajes y vacaciones especiales, prácticamente con la casa ‘a cuestas’.

En cualquier caso, lo más importante es revisar cuidadosamente los elementos críticos (neumáticos, frenos, etc.). Asimismo, si se trata de una caravana de remolque, será también muy importante revisar el enganche y los agarres de emergencia. A su vez, es imprescindible contar con retrovisores especiales, que han de sobresalir un máximo de 20 centímetros con respecto a la anchura del vehículo.

Otro aspecto muy importante común a todos los vehículos de este tipo es que está prohibido circular ocupando el habitáculo. Todos los pasajeros deberán estar sentados en alguno de los asientos disponibles y con el cinturón de seguridad correctamente abrochado. Recuerda conducir a una velocidad razonable, de forma suave, evitando adelantamientos innecesarios y teniendo especial precaución con rachas de viento que puedan desestabilizar la conducción.

Si vas a circular con alguno de estos aparatos con altas temperaturas deberás tener en cuenta las consideraciones anteriores, como el correcto estado de los neumáticos, la batería, la iluminación o la climatización. Mientras, a la hora de circular con frío deberás contar con cadenas o neumáticos de invierno y vigilar especialmente los depósitos de agua y las puertas y cerraduras, que pueden congelarse. También será muy importante mantener secas las instalaciones eléctricas. Por último, recuerda llevar contigo botellas de gas propano, ya que el butano se gasifica por debajo de los cero grados.

En definitiva, sea cual sea el vehículo que elijas para disfrutar de los desplazamientos por carretera, siguiendo estos consejos podrás estar convencido de que tu viaje se desarrollará de la forma más segura posible. Además, si lo planificas bien, tratas de llevar solo lo necesario para reducir el peso, mantienes una velocidad uniforme utilizando marchas largas, aprovechas las bajadas y haces uso del freno motor, podrás minimizar tu consumo de combustible reduciendo así el presupuesto de tu viaje.

Recuerda que el correcto cuidado del vehículo y sus componentes no solo es importante para desplazamientos largos. Por tu seguridad y la de todos hay que estar convencidos de que los aparatos se encuentran siempre en buen estado y, para ello, puedes confiar en expertos como los de TÜV Rheinland en cualquier momento, con décadas de experiencia y más de 39 estaciones de ITV repartidas por todo el país. Conduce siempre de forma tranquila y habiendo descansado correctamente. Con esto, ya solo quedará disfrutar del trayecto y del destino elegido. ¡Feliz viaje!

Ir arriba