Nepal

Evidentemente Nepal no está entre los primeros destinos turísticos del mundo, y es por eso mismo que, considerando que cada vez más personas se interesan en poder visitar el lugar, queremos enseñarte cuáles son algunos de los atractivos que pose, comenzando, desde luego, con que es un país en el que se viaja en teleférico no para hacer ski, sino para rezar, realmente curioso.

Una de las tradiciones que tiene la gente en Nepal y que nos acerca a ellos hasta parecer hermanos, es sin dudas la cerveza. De hecho, para muchos habitantes locales es sumamente común encontrarse con reuniones de gente tomando cerveza helada cuando cae el sol, igual que en muchas de las principales ciudades europeas. Por ejemplo, la Gorkha y la Everest son algunas de las mejores.

Luego, como también sucede en muchos otros países del mundo, tampoco podemos dejar de considerar la relevancia de las danzas de los habitantes locales, sobre todo la que realizan algunas tribus locales con sus muertos. En concreto, se trata de lo que se denomina la “danza macabra”, que consiste en bailar alrededor del cuerpo del muerto, que está adornado con flores.

Los rezos son igual de interesantes para los turistas, y es común ver grupos de grandes cantidades de creyentes, pero no sólo los que están en los últimos niveles de la religión, sino también los que se encuentran por encima de ellos, entre los que podemos mencionar gurús, sacerdotes, ascetas y hasta los siempre graciosos encantadores de serpientes.

Finalmente, hay algunos espacios específicamente interesantes, entre los que podemos resaltar sobre todo el Palacio de Hanuman Dhoka, donde en el pasado residían los reyes locales. Por otro lado, a nivel urbano, destaca el barrio turístico de Thamel, ideal para comer algo.