Aumenta el turismo subacuático tras la erupción del Volcán de La Palma

Hace ya un año desde la erupción del Volcán de La Palma, y desde ese día, muchas cosas han cambiado para los habitantes de la isla, y más aún para los de la zona donde el volcán más daño hizo. Esto que fue un problema para muchas familias, también ha servido como atractivo turístico de todas esas personas que querían ver de primera mano lo que el volcán fue capaz de hacer. Pero en los últimos tiempos, un tipo de turismo ha hecho acto de presencia. Se trata del turismo subacuático que permite contemplar como ha cambiado en fondo marino desde la erupción.

En este sentido, cabe destacar al Pisces VI, el único submarino de aguas profundas en el mundo que está estudiando el volcán Cumbres Vieja y que ofrece inmersiones turísticas por sus aguas.

El submarino Pisces VI lleva asentado en Canarias desde principios de 2021. Un tiempo que ha sido clave en el estudio de la erupción volcánica de la isla de La Palma. El centro de operaciones del submarino Pisces VI es el Puerto Deportivo de Radazul, en Santa Cruz de Tenerife. La razón es evidente, la isla ofrece todo un campo de estudio para científicos donde el submarino es clave para analizar las profundidades marinas.  La erupción del Cumbre Vieja ha sido una oportunidad extraordinaria para que geólogos de todo el mundo estudien este hecho en profundidad. Y el Pisces VI aquí juega un papel muy relevante, ya que por su diseño puede estudiar la actividad hidrotermal generada y la vida marina resultante tras la erupción. Este submarino dispone de muestreadores de última generación, termómetros y analizadores que ayudan a su investigación. 

Un submarino de última generación

Hay que resaltar que Pisces VI no es un submarino cualquiera, es un submarino de aguas profundas. Y solo existen seis en el mundo con estas características y casi todos de propiedad pública. 

Este submarino tiene capacidad para albergar en su interior a una tripulación de cuatro personas -una de ellas piloto-. Además, es capaz de sumergirse hasta 2.180 metros de profundidad con una duración normal de 8 horas. 

El funcionamiento de Pisces VI es posible gracias a un par de motores de 7 caballos de potencia de geometría variable capaces de impulsar al submarino a unos 3 nudos con un peso total de más de 8.000 kilos. 

Y por supuesto, es un submarino de última generación equipado con las mejores tecnologías: equipos de sónar de alta resolución, equipos de comunicación avanzados y brazos robóticos para manipular objetos en las profundidades del agua. 

Pisces VI en la investigación y en el turismo de Canarias

Pisces VI ha trabajado con el IEO -Instituto Español de Oceanografía- para llegar a varios puntos de las Islas Canarias en los que se requiere la capacidad de llegar al fondo del mar para entender qué es lo que ocurre en el ecosistema más profundo canario: la misión del volcán submarino de El Hierro y su evolución desde que se formó hace ahora una década, la actividad hidrotermal en el Sur de la Isla de La Palma, o el estudio en busca de calamares gigantes en las profundidades marinas de la isla de Tenerife. 

Pisces VI no solo ha significado una oportunidad única para estudiar las profundidades marinas de las Islas Canarias. La erupción del Cumbre Vieja ha atraído a miles de turistas y curiosos. Una razón fundamental para que la empresa que preside Scott Waters ofrezca viajes únicos al fondo del mar. 

Pisces VI pretende que el cliente se convierta en un explorador de las aguas profundas y viva una experiencia única. Que el turista pueda descubrir en este viaje nuevas criaturas nunca vistas y maravillas geológicas de los mundos más ocultos del planeta Tierra.  Una de sus expediciones estrella es una inmersión al volcán submarino activo que cuesta unos 8.000 euros. La otra experiencia volcánica tiene una duración de cinco días, que incluye una recepción en la institución oceanográfica con los científicos, paseo en helicóptero sobre el volcán de Tenerife, recorrido terrestre por el volcán de La Palma recientemente en erupción, buceo submarino en el volcán activo de El Hierro y finalmente un buceo submarino turístico. Esta expedición es todo incluido (comida, bebidas, alojamiento, viajes interinsulares, etc) y cuesta 15.000 euros. 

Ir arriba