Berga es la antesala de los Pirineos catalanes, una zona de una impresionante belleza y que merece la pena que visites. Aunque el otoño es una época estupenda para visitarlo porque se pueden recoger setas, ahora que vamos hacia el buen tiempo, es también un momento ideal.

Destaca la plaza de Sant Pere, en el casco viejo de Berga, que se llena de fiesta con La Patum, la semana del Corpus, o que se convierte en el escenario de un mercado los sábados. Pero además, tampoco debes perder de vista Sant Llorenç de Morunys o la Muntanya de Queralt, en la que se encuentra en santuario de la Virgen de Queralt.

Si decides visitar la zona, estos son algunos de los lugares que no pueden faltar en tu recorrido:

  • Sierra de Busa: se trata de un altiplano al oeste de Berga, en el que destaca el mirador del CApolat y la Presó del Francés, dos visitas clave.
  • Valldora: es un impresionante valle surcado por el río Aiguadora, con un molino y la serrería de Ca l’Ambros, que forman parte de un museo local muy interesante para conocer cómo era la vida en la zona.
  • Rasos de Peguera: para hacer senderismo, hay una serie de senderos alrededor de la estación de esquí, bastante conocidos, y de diferente dificultad, para que puedas elegir.

Fotos de habitaclia

Compartir
Artículo anteriorUn fin de semana en Andorra perfecto
Artículo siguienteUn fin de semana perfecto en Andorra
Persona humana amante de las letras y del arte con mayúsculas. Siempre sentí curiosidad por la gente y sus extraordinarias rarezas. Algún día volveremos a comunicarnos en las cabinas de teléfono y a poner sellos en los sobres. Mientras tanto... Publicidad, Marketing, 2.0, Blogger, creatividad, actualidad, tendencia, moda, DIY, redes sociales, lovemarks, engagement, fotografía, literatura.