- patrocinador -

Andorra, ese pequeño principado encajado entre las montañas de España y Francia. ¿Qué te viene a la cabeza cuando te hablan de este lugar? ¿Tiendas baratas? ¿Impuestos bajos? ¿ideas de luna de miel? Lo cierto es que Andorra es mucho más que eso. Todo el país se encuentra en contacto con la montaña, y con todo lo que ello implica: deportes de nieve en invierno y una amplia oferta de turismo de naturaleza en verano. Además, Andorra es el país con mayor número de monumentos románicos por metro cuadrado del mundo y cuenta con multitud de instalaciones orientadas al turismo familiar y de relax. Por eso, os vamos a contar cómo sería un fin de semana en Andorra perfecto.

El mundo tal y como se ve desde el parque Naturlandia

¿Cómo llegar a Andorra?

Andorra no cuenta con ningún aeropuerto, el más cercano es el de Lleida, ciudad a la que también se puede llegar en AVE desde Madrid (se tarda poco más de dos horas) o desde Barcelona (se tarda menos de una hora). Una vez allí hay que coger un autobús hasta el Principado, porque hasta allí tampoco llega ninguna línea de tren. Este trayecto (Lleida-Andorra) se completa en algo más de dos horas y media por la carretera C-14.

Una vez en Andorra podrás comprobar que las carreteras están muy bien acondicionadas y las inclemencias meteorológicas están muy vigiladas: ejércitos de quitanieves recorren las carreteras al primer copo que cae. No obstante, es imprescindible llevar cadenas (nunca debes olvidar que te encuentras en carreteras de alta montaña) y conducir con mucho cuidado.

Una de las habitaciones del Hotel Husa Centric

¿Dónde alojarse en Andorra?

Encontrar alojamiento no es complicado. El turismo es la principal fuente de ingresos del Principado. Es muy práctico hacer noche en la capital, Andorra la Vella, y desde allí desplazarse en coche a los lugares que se quieran visitar. Una buena opción para ello es el Hotel Husa Centric, que se encuentra en una de las principales calles de la ciudad, ideal para ir de tiendas o simplemente relajarse en sus inmensas y cálidas habitaciones.

Uno de los cachorros que pronto tirará de los trineos

¿Qué hacer en un fin de semana en Andorra?

Bien, ya estás instalado en el Principado de Andorra. ¿Qué puedes hacer? Una primera toma de contacto con la naturaleza no estaría mal. Andorra cuenta con un parque temático dedicado enteramente a la riqueza de sus bosques llamado Naturlandia. Se trata de un espacio (muy cercano a la frontera con España) en el que se puede disfrutar de la naturaleza en familia: quads, paintball, trineos tirados por perros, esquí de fondo, aula de ecología… son algunas de las cosas que puedes hacer en este lugar, tanto en invierno como en verano. Y, por supuesto, no nos olvidamos de la atracción estrella del parque: el Tobotronc, el tobogán de naturaleza más largo del mundo que permite alcanzar hasta 40 km/h en los 5,3 km de caída.

No todo es nieve en el Principado: también hay patrimonio

¿Quieres saber qué más sorpresas te depara este pequeño país de los Pirineos? Andorra es, sin duda alguna, uno de los mejores destinos para tener una experiencia única gracias a su variada oferta gastronómica y lúdica.

Un fin de semana en Andorra puede ser muy provechoso si se organiza bien. Como puedes leer en la web especializada Opensnow, la oferta de actividades de invierno es inmensa, tanto para los amantes de la nieve como para los más inexpertos en los deportes alpinos, puesto que toda una gama de deportes para principiantes, niños y familias están a tu disposición. Además, puedes practicar patinaje, hockey y más deportes sobre hielo en las pistas que puedes encontrar en el Principado, como el Palau d’Gel.

Pero, ¿qué pasa después de pasar un día en la nieve? Pues, si no eres buen deportista, lo más normal es que te duela hasta el último músculo de tu cuerpo. Pero no te preocupes: esto tiene solución sin moverse del Principado. Basta con volver a la capital para poder disfrutar de la mejor cura contra los dolores musculares tras esquiar en Andorra: el balneario de Caldea, un prestigioso espacio termolúdico que hace uso de las aguas termales que nutren la región para crear un inmenso balneario en el corazón de Andorra la Vella.

En este espectacular centro termolúdico se hace uso de las aguas termales de que dispone el Principado para ofrecer una experiencia orientada, especialmente, a la diversión y el disfrute de los usuarios. Por supuesto, Caldea también cuenta con tratamientos para dolencias específicas, servicio de masajes programas de belleza, pero la experiencia que ofrece al gran público es, básicamente, la de poder divertirse y relajarse a través de espacios como saunas, baños de contraste, enormes piscinas al aire libre (en las que, con suerte, podrás disfrutar de un baño bajo la nieve), piscinas aromatizadas y demás atracciones ideales para relajarse en familia o en pareja.

Y para terminar, ¿qué mejor forma que probando los mejores platos de la cocina tradicional andorrana? Sin duda el mejor restaurante que podrás encontrar en el Principado es Moli del Fanals, en el que podrás disfrutar de las mejores delicias cocina de montaña propia de los Pirineos. Tanto la carta como la selección de vinos son espectaculares, y el fuego, siempre cercano a los comensales, invita al disfrute de sus platos sin reservas.

¿Te parece poco para un país que creías tan pequeño? Ya te lo dijimos: Andorra está llena de sorpresas. Si quieres estar al tanto de las noticias y ofertas que pueda haber para viajar a este pequeño país, no dudes en pasarte por su página de Facebook.

- patrocinador -

2 Comentarios

Comments are closed.