cafe amsterdam

Amsterdam es el tipo de ciudad sociable, informal y elocuente que reinventa constantemente la escena de los cafés, asegurándose de que hay un sitio para todos los gustos. Si lo que buscas es un toque de historia, Café `t Smalle; abre todos los días de 10 a 1 horas hasta las 2 los fines de semana es la viva imagen del tradicional brown café, así llamado por su pátina color marrón (por el paso de los años y el humo del tabaco). Vidrieras de colores y suelos cubiertos de azulejo son los protagonistas, aunque cuando brilla el sol todo el mundo coge su copa de ginebra holandesa -la conocida jenever- y las croquetas y se dirige a la plataforma flotante del café, sobre las aguas de un canal secundario en jordaan.

Walem-patio

También situado en un canal, aunque algo más céntrico, se encuentra Walem;  abre todos los días de 10 a 1 horas y hasta las 2hs los fines de semana, el campamento base de moda para la clientela más trendy de Amsterdam, que disfruta de los sabrosos sándwiches de carpoccio de ternera en este aerodinámico café.

Sin embargo, la mayoría, de la gente pospone el postre (y el chocolate caliente) hasta que consigue hacerse con una de las codiciadas mesas de la terraza acristalada de Luxembourg; abre cada día de las 9 a las 1 horas, y hasta las 2 hs los fines de semana, con vistas de la plaza de Spui —aunque el interior, con un estilo art déco, es igual de pintoresco que las vistas—.

Para observar de cerca la escena social, espera a que el tiempo mejore y dirígete a la terraza de Vertigo, abre todos los días de 10 h a 1 hs, bajo los frondosos árboles del parque Vondel. Pero si lo que quieres comerte con los ojos es la ciudad en sí, haz la última parada en Spanjer & Van Twist, abre todos los días de 10 ha 1 hs y no olvides probar el sabroso sándwich de queso de cabra y miel mientras disfrutas de las vistas del cruce entre los canales de jordaan, de la Edad de Oro de Amsterdam, rodeados de las típicas casas con el tejado a dos aguas.

2 Comentarios

Comments are closed.