- patrocinador -

Son muchos los destinos que podemos elegir a la hora de organizar unas vacaciones. Si lo que os gusta es visitar monumentos, Booking ha preparado un listado con una serie de capilates del diseño donde poder encontrar la inspiración, a la vez que se disfruta de su arquitectura. Ya se trate de casas, oficinas o catedrales, en todas estas ciudades hay muestras de arte fuera de lo común, desde paisajes urbanos ultramodernos hasta impresionantes estructuras. Sin ni siquiera salir del alojamiento.

Shanghái, China

Lánzate a la aventura en Shanghái y déjate sorprender por el paisaje que dibujan sus rascacielos, el ambiente animado de la ciudad de día y de noche, su delicioso panorama gastronómico y sus estructuras futurísticas. Durante tu viaje podrás contemplar diseños fantásticos, como la Shanghai Tower, la torre más alta de Shanghái, con 632 metros, y la segunda más alta del mundo, el Museo de Historia Natural de Perkins+Will en el Jing’an Sculpture Park o la Biblioteca Sissi’s Wonderland para niños.

Brasilia, Brasil

Esta ciudad es la capital federal de Brasil. Es conocida en todo el mundo por su arquitectura moderna y elegante. Tal es así, que fue elegida para formar parte del Patrimonio de la UNESCO por su plan urbanístico futurista. Si tenemos la posibilidad de mirarla desde el cielo, se asemeja a la forma de un avión. El que fue un desierto árido, hoy es una ciudad llena de impresionantes museos y monumentos, lo que la convierte en el sitio ideal para una aventura arquitectónica. Si el diseño es tu pasión, no te puedes perder la Catedral de Brasilia. Además, resérvate un hueco para ver el edificio del Congreso Nacional de Brasil, uno de los diseños más interesantes de la ciudad, ya que se trata de un conjunto de dos torres y dos mitades de una esfera.

Róterdam, Países Bajos

Róterdam es un puerto importante del sur de Holanda y se conoce por su arquitectura moderna y atrevida. Ya sea un espacio público o una casa particular, esta ciudad destaca por la increíble arquitectura que te encuentras en cada esquina debido a la mezcla de rascacielos modernos y otros ejemplos arquitectónicos. Pasea por las casas cubo o Kubuswoningen para ver de cerca algunos de los diseños más extravagantes de Róterdam. Estas casas están construidas con forma de cubos inclinados sobre pilares de hormigón para simular un árbol. Resérvate algo de tiempo para visitar el primer rascacielos que se construyó en Holanda, el Witte Huis. Aunque solo tiene 45 metros de altura, durante muchos años fue el edificio de oficinas más alto de Europa.

Burdeos, Francia

Esta ciudad francesa es famosa por su arquitectura histórica del siglo XVIII. En ella nos podemos encontrar una ruta turística dedicada al diseño que no te puedes perder. Esta ruta recorre el Palacio Rohan, el edificio del Ayuntamiento o el Puente de Piedra, diseñado bajo las órdenes de Napoleón. Entre sus calles, también es posible encontrarse edificios modernos como la Cité du Vin, un museo y espacio de exposiciones dedicado al vino de Burdeos.

Bath, Inglaterra

Situada en Somerset, al suroeste de Inglaterra, Bath se convirtió en Patrimonio Mundial en 1987 por su historia arquitectónica. No te puedes perder sus Baños Romanos, un antiguo spa romano construido sobre las fuentes termales de Bath. Aunque no te puedas bañar, puedes entusiasmarte con la increíble conservación de las estructuras. Otro de los lugares más emblemáticos de Bath es el Royal Crescent, un conjunto de 30 casas situado delante del bonito Royal Victoria Park. Por donde quiera que vayas, verás que Bath tiene un color especial: se debe a la piedra dorada que se utilizó para construir la mayoría de sus edificios.

Chicago, EEUU

La ciudad se encuentra situada a orillas del Lago Míchigan (Illinois). Su arquitectura es vista como una de las más interesantes de los EE.UU, siendo un claro reflejo de su pasado multicultural. Tras el incendio de 1871 que destruyó muchos de los edificios históricos, se originó un nuevo estilo de arquitectura. No hay que perderse la Aqua Tower, el Art Institute y la Sears Tower. Construida en 1973, en aquella época era el edificio más alto del mundo y conservó ese honor durante 25 años. Para que la visita a Chicago esté completa, hazte una foto delante de la Cloud Gate.

- patrocinador -