- patrocinador -

Muchos hoteles, más aún los de lujo, están cambiando los servicios que ofrecen a sus huéspedes. A una cama cómoda, un baño con todo tipo de detalles o un minibar bien surtido, están apareciendo otros servicios de lujo que en ocasione rozan lo extravagante. Hoy os queremos hablar de algunos de estos servicios de lujo que ha recopilado el buscador de hoteles Hotelscan.

Conectarse a las redes… pero que lo haga otro

Hoy en día, para muchas personas, es fundamental poder estar conectados a las redes sociales para contar todo lo que hacemos a lo largo de nuestro día. El problema está que cuando disfrutamos de nuestras vacaciones, queremos estar lo más tranquilo posible. En este sentido, ya hay hoteles que ofrecen el servicio de community manager durante nuestra estancia. De esta forma, nuestra cuenta se actualizará mientras que nosotros nos relajamos.

Olvidarse el móvil durante unos días

Para muchos, el auténtico lujo es justo lo contrario, olvidarse del móvil y las redes sociales durante un tiempo. Cada vez son más frecuentes las terapias de desintoxicación tecnológica con programas en los que los huéspedes se olvidan de todos sus dispositivos para hacer un plan détox digital. Al llegar al hotel, nuestro teléfono quedará confiscado durante nuestra estancia. A cambio, se puede recibir un libro, un curso de yoga, un paseo a caballo o un masaje relajante.

Sorprender a tu pareja

Esto no es una novedad, muchas personas buscan algo especial para que durante la estancia con su pareja haya un experiencia original: una cena a la luz de las velas, flores y cava en la habitación… Pero lo nuevo es que, ahora, de eso se encarga el hotel, que ofrece a sus clientes una carta de sorpresas y la complicidad del llamado Experience Planner que puede organizar desde una pedida de mano, un paseo en moto por la ciudad o un picnic al aire libre con las mejores vistas.

Olvidarse de hacer y deshacer las maletas

Hay hoteles que ofrecen un servicio de mayordomo personal que se ocupa de nuestras maletas al llegar. Nos deshace el equipaje y también mete todo en nuestras maletas al irnos.

Pulsera en vez de tarjeta de crédito

El uso de pulseras identificativas en los hoteles no es nada nuevo. Con frecuencia sirven para saber qué clientes tienen todo incluido y quienes no, por ejemplo. Pero ahora se han lanzado pulseras que sustituyen a las carteras o tarjetas de crédito de sus clientes. Se trata de una pulsera que puede desbloquear la puerta de la habitación al acercarse a la cerradura, así como pagar la comida en un restaurante o un tratamiento en uno de los spa del hotel.

Masajes con sabor a gin tonic

También hay hoteles que han fusionado dos de sus principales atractivos: coctelería y wellness, para crear el tratamiento llamado Gin Spa. El ritual se divide en un suave peeling corporal y un masaje que se realiza con productos aromáticos utilizados también como complementos del gin tonic: pepino, cítricos, pétalos de rosa y frutos rojos. Además, el pack puede disfrutarse saboreando un gin tonic contemplando el mar.

Robot como conserje

Poco a poco, los robots están llegando a nuestra vida. Hay hoteles que ya los han empezado a utilizar como conserjes. Todo es automático sin la intervención de humanos. En Japón ya hay varios locales gestionados casi exclusivamente por robots que tienen gestos humanos para que parezcan más cercanos.

Hoteles tematizados con música

En la actualidad existen varios hoteles musicales, que ofrecen a sus huéspedes estancias tematizadas que comienzan desde el momento en que se ponen los pies en el lobby, donde pueden demostrar sus dotes a lo Tom Hanks creando su propia música sobre el icónico piano gigante de la película ‘Big’ o disfrutando de conciertos los fines de semana.

¿Cuál de todos estos servicios de lujo te quedarías? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

- patrocinador -