Ya les hemos contado la relevancia que tiene Francia como destino turístico internacionalY aunque París es la ciudad más visitada del mundo y de Francia, el país en realidad tiene una gran cantidad de opciones por conocer a la hora de elegir Francia para vacacionar. Hoy les contamos sobre una de esas bonitas regiones rurales de Francia, Carcasona en el  departamento del Aude, al sur de Francia, a medio camino entre Perpiñán y Toulouse.

Hermosa ciudad amurallada que rememora su pasado medieval en sus muchas construcciones, razón por la que es considerada hoy, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Visitar esta región francesa nos permite admirar la arquitectura francesa de antaño en sus principales monumentos como la llamada La Ciudadela que como hemos dicho es medieval y consta de las murallas y un castillo siendo uno de los monumentos más visitados de Francia.

Dicho Castillo Condal, data del  siglo I, además de esta imponente fortaleza, hay que conocer la Basílica Saint-Nazaire de  origen románico del siglo XI, la magnifica Catedral de Carcasona que fue construida en el siglo XIII como representación del movimiento gótico de la época, el Canal du Midi o  Canal Real del Languedoc, el jardín André Chernier,  pero a su naturaleza hay que agregarle la oferta cultural presente en su  museo de Bellas Artes de Carcasona.

Hay algo que no debes dejar de disfrutar en tu visita a Carcasona Francia, como el jambonneau, las mollejas de ave de corral confitadas, el confit de pato y de oca, los petits carcassonnais o los bombones y otros ricos platos tanto en carnes y guisos como ricos postres.  El plato más famoso de la localidad es la cassoulet de Carcasona. Hay que acompañar la comida con un poco de vino de la región y dejar que las horas transcurran en tan bonito destino turístico, para alejarse de lo cotidiano, conocer una cultura diferente y disfrutar todo lo que ofrece.

Imagen: Wikipedia